Duro regreso…

Para ser mis primeros días en este nuevo ritmo y con este objetivo, las cosas están duras.

Nada del otro mundo, debo aclarar, pero si se han presentado dificultades que normalmente no hubieran ocurrido. Ninguna dificultad laborar, nada mas allá de lo inherente a un buen trabajo. Sin embargo, en áreas personales, si hay cambios que están probando ser… bastante retadores, mas la ya normal ansiedad de estar a punto de enfrentarme a las consecuencias de malas decisiones del pasado.

No hay mucho que reportar de momento, solo que el actual cambio de clima me tiene seriamente limitado en cuanto a movimiento y respiración, jeje. Ya en serio, estoy en esa fase transitoria en la que tengo síntomas de, pero no una manifiesta, gripe. Aparte de eso, todas esas pequeñas lesiones, fracturas, esguinces y demás están molestando mucho más de lo normal.

En… capas mas personales, hay algunos cambios que se dejan venir, algunas ausencias, nuevas presencias… debo admitir que me siento inclinado a defenderme de ambas, lo cual no es nada nuevo, pero si un poco extraño por una muy rara sensación de molestia que acompaña cada uno de esos cambios. Normalmente no tiendo a darle tanto pensamiento a estas cosas, pero esta vez siento la necesidad de pensar dos veces antes de ir dando los pasos apropiados.

Y ya en esferas mas prácticas… estoy tomando la misma actitud hacia mis aparatos y no estoy tan visiblemente entusiasmado en subirme al tren de “betas” que se presenta frente a mi. Extrañamente, de verdad, no me siento tan confiado de ofrecer como corderos de sacrificio a dos de mis dispositivos solo para entrever un destello del futuro que igual va a estar disponible en un par de meses…

Indecisiones, eso es lo que mas tengo ahorita…

Coming back

Una larga ausencia puede ser una buena señal… O una pésima señal, dependiendo de las circunstancias y el retorno. En mi caso, quiero creer que es una buena señal, porque estoy volviendo mejor que como me fui, con un poco más de aprendizaje, mejor actitud, más intereses, menos distracciones.

Hay mucho que decir y mucho que analizar, pero, como siempre, las cosas se mueven acá a un ritmo distinto que… allá? En la realidad, los minutos se extienden, las horas se comprimen, los pensamientos pesan y las rocas flotan, dependiendo del balance neuroquímico del momento. Aquí, no hay tiempo fragmentado, no hay partes de ideas, sólo bloques de letras formando frases que, con suerte, tendrán significado para alguien más que a mi…

¿Por que ahora? ¿Bajo que condiciones estoy de vuelta? Varias cosas han convergido en este punto, en el que quiero – y no deseo usar la palabra “necesito” – un espacio extra para mi. Las condiciones deben ser mejores y debo esforzarme más de lo normal para hacer que todo funcione adecuadamente.

¿Qué más? No sé ni porque pensé tanto en esto o he pensado tanto en otras decisiones similares o mucho más triviales antes de ejecutarlas. Últimamente no he sido tan asertivo en lo importante, pero si bastante impulsivo en lo trivial, y ese es el tipo de cosas que debo cambiar para realmente mejorar, y no sólo estar en movimiento.

En fin. Aquí vamos de nuevo…

Después de más de un mes…

Sabía que no había venido a escribir, pero no me había dado cuenta que había pasado tanto tiempo…

La verdad es que este trabajó esta fascinante: estoy aprendiendo muchísimo, no sólo el tradecraft, sino también acerca de mi, mi sociedad, mi país. Y el hecho que me tengan viajando es apenas algo extra. La verdad es que el ejercicio mental, académico y lo dinámico de la dotación es casi su recompensa en si misma.

Por otro lado, esto de andar de freelance es bastante complejo; teniendo dos o más obligaciones que cumplir en el mismo día, la organización es la clave… Y no estamos organizados; ni personalmente, ni como grupo. Creo que realmente estamos en un punto de inflexión… Y tenemos que solucionarlo rápido.

Pero no vale la pena preocuparse por cosas que no están en mi control en un momento inadecuado; ahorita, lo que tengo que hacer es enfocarme en el trabajo que vine a hacer… Y es uno que me gusta y al que le estoy agarrando el ritmo bastante bien y rápido.

Los dejo, porque ya vino mi desayuno…

20140308-093237.jpg
Y acá hay una imagen de la vista con la que empece el día…

20140308-093306.jpg

Dos semanas atareadas…

En estas dos semanas, las cosas han ido avanzando a un ritmo impresionante: tengo ya dos proyectos avanzando a pasos agigantados y estamos a punto de embarcarnos en dos más que nos van a tener realmente ocupados y que deberían ser el gran salto que estamos esperando para consolidarnos como empresa independiente y formal.

Extrañamente, estoy en ese punto en el que no podemos comentar gran cosa de detalles, pero puedo decir que estamos incursionando en el área de la música, mercadeo, seguridad, relaciones públicas y entretenimiento.

Y aún así, tenemos un par de proyectos menores a los que no les hemos podido dar mucha atención por consumir más tiempo del que tenemos en este momento.

Me siento extremadamente feliz por el giro que dio mi situación, solamente tengo que ordenarme y aprovechar realmente mis recursos para tener todo avanzando a la ve y cumplir con las expectativas y obligaciones a las que nos estamos comprometiendo.

The freelancing life is a good life.

Lo mejor de todo, para mi, es que no estoy creciendo sólo en toda esta aventura, sino que voy avanzando con mis amigos y todos podemos ir mejorando continuamente.

Hoy debo ser breve por pura necesidad, pero espero poder tener más tiempo hoy más tarde o mañana temprano.

37!

Este post esta un poco atrasado, porque debí haberlo escrito el sábado, pero ese día estaba bastante ocupado celebrando mi cumpleaños.

No hice nada del otro mundo: me levante tarde, salí a almorzar con mis papás, regresamos a la casa y en la noche salí a juntarme con unos amigos para celebrar hasta tarde… y ya.

Aunque me pase el día entero revisando Facebook y contestando mensajes, me quede con la impresión que me escribieron menos personas que le año pasado. Lo realmente importante, es que los que escribieron, llamaron o llegaron, realmente me pasaron sus buenos deseos y estuvieron pendientes.

Basicamente fue como si estuviera celebrando dos eventos simultaneos: el haber dejado mi trabajo y el estar cumpliendo años.

Como era de esperarse, fue un día de historias, contemplación, alegría y risas. Si me hicieron falta un par de llamadas, de personas, de mensajes… pero la vida no es perfecta y simplemente hay que aprender a disfrutar y a valorar lo que se tiene y lo que se recibe.

En esta semana aun voy a reunirme con unas amigas con el pretexto de continuar la celebración, pero tambien va a servir como pretexto para volver a conectarme con ellas.

En este momento, ya tercer día de mi nuevo período de libertad, me siento extrañamente pensativo… tantas posibilidades que se abren frente a mi, tantas oportunidades que puedo aprovechar o generar…

Happy birthday to me! Many happy returns!

The time is now

Perdón por el obvio robo del nombre para esta publicación, pero ahora si ya estuvo: después de pensar, planear, decidir, consultar, ajustar y volverme a decidir para cambiar mi status laboral a fin de mes, las cosas se precipitaron y está en la sala de espera de la empresa, a punto de concretar el cambio.

No es una sorpresa en lo más mínimo y estoy más bien tranquilo y emocionado al respecto. No me preocupa (mucho) el conseguir otro trabajo, porque básicamente ya tengo uno… Y los nervios que siento son de pura emoción de saber que voy a trabajar para mi nuevamente, con las respectivas ventajas, obligaciones y responsabilidades.

Espero que la terminación que vamos a concretar en unos momentos (con casi una hora de atraso, como siempre) sea tranquila.

————-

Ya casi estamos… Me hablaron, hable, y ya sólo estamos preparando papelería para terminar el trámite. Espero que esta última etapa del proceso sea tan fluida como fue la primera y ya debería estar solucionado todo en unos minutos.

Casualmente me encontré a un compañero de mi grupo viniendo también a su retroalimentación. Espero que a el le vaya mejor que a mi en estas cosas.

————-

Y ya, diría yo. Ya entregue mi equipo, ya firmé el acta de término de contrato… Sólo falta aclarar lo del finiquito, pero ellos me van a llamar cuando tengan listo mi cheque para dármelo de un solo, así que yo diría que el asunto está listo al 99%.

Incluso estando acá, la gente me transmite sus buenos deseos y me apoyan para seguir adelante. Acepto y apreció esta experiencia como una forma más de conocerme, mis capacidades, habilidades y tolerancias.

The best is yet to come…

New year…

Bueno, ya pasaron esos días de amor fraterno, celebración y demás.

Regresando al trabajo, pues lo de siempre, ahí va avanzando la cosa; pero hoy probablemente se empieza a desarrollar la cadena de eventos que me va a llevar al resultado que he estado pidiendo últimamente.

Otra vez de me viene esa sensación de no saber si estoy siendo mal agradecido, si estoy haciendo lo correcto, pero la verdad es que es más fácil hacer a un lado esas voces de inseguridad ahora, porque realmente entiendo que aunque haya dolor en el cambio, hay aún más dolor en permanecer a la fuerza en donde no pertenezco.

Si logro iniciar el año con una gran aventura, realmente sería genial. Hay tantas frases y pensamientos clichés por ahí que me impulsan como los que me frenan. Creo que la cosa es únicamente oír los que me convienen, tomar mi decisión y no mirar atrás.

Y si voy a hacer eso, ¿por que esperar a que sea alguien más el que imponga la jugada? No se realmente, pero en este caso, no llego a tanto como a precipitar las cosas… O tal vez solo necesite un poco más de impulso para hacerlo. De todas formas, estaría siendo reaccionario en ves de proactivo.

Con mi cumpleaños ya cerca y todas estas cosas pasando a mi alrededor y a mi, este año realmente promete empezar de forma agitada…