Cambios…

La situación está relativamente estable, aunque debo admitir que en el lado negativo. Las cosas no andan funcionando bien dentro de la calabaza y los patrones de sueño están de lo peor… Así que tuve que empezar a recurrir a ligeros ajustes químicos para ayudar.

De momento, nada serio. Estoy empezando por los relajantes suaves y de ahí tendré que ver si necesito ir escalando o no la intensidad de la ayuda. Hoy es apenas mi segunda dosis, así que es muy pronto para decir si esta siendo efectivo o no. Mi sueño tampoco fue precisamente maravilloso anoche, a ver si conforme se vaya reajustando el ritmo mejora también la calidad…

Estaba esperando a empezar un proyecto hace unos días, justo el viernes pasado, pero no se hizo nada. En teoría, debería de pasarse para este fin de semana, pero ya tengo planeado algo más para esos días, así que o me lo pierdo o empiezo hasta la otra semana… De cualquiera de las dos formas, empieza a afectar mi ritmo económico nuevamente.

Por lo demás… Luego de la débil queja sobre mi nivel de introspección y soledad, estoy planeando una pequeña excursión antes del viaje, pero los recursos realmente están escasos, así que no se que tan recomendable vaya a ser la cosa. Estar encerrado no es lo mejor ni más sano, pero las circunstancias y los recursos están determinando la situación. Extrañamente esto no había sido un problema antes, pero ahora parece que si lo va a ser.

Con un poco de suerte e inspiración, estoy seguro que vamos a lograr que las cosas caminen… Pero los dos elementos están siendo escasos de momento, así que la solución no va a presentarse a corto plazo.

Ah! Y extra, el internet de la casa está muerto, espero que mañana se arregle eso o voy a tener que empezar a alegar y eso va a ser otra pérdida de tiempo y energía.

Ya termine de ver la serie que estaba viendo en estos días, Homeland, y voy pasando la mitad del libro que estoy leyendo, Red Storm Rising. Todavía hay series para ver, y otros libros para leer, así que no me preocupo por los distractores… de eso no hay escasez.

Después de la crisis…

En estos momentos se supone que estoy en otra fase. Logre sobrevivir marginalmente la crisis que se me vino encima, y claro, no es una solución ni nada parecido, sólo apenas una pequeña prórroga, como ya ha pasado antes.

He pasado un par de buenos días, en excelente compañía y disfrutando de buenas comidas, pero eso es sólo una negación del estado general de las cosas, es apenas un respiro y un momentáneo olvido de como está la situación y de lo que debo y debería hacer.

No puedo evitar sentir siento enfado, un enojo latente hacia mi mismo por la situación en la que estoy. Al final de cuentas, obviamente soy responsable de todo este asunto…

Vamos a ver que va pasando en estos días. Incluso cuando alguien me tira una cuerda, eso no quiere decir que ya salí del agujero y que estoy salvado… Voy a probar aferrarme a la cuerda y ver como se desarrollan los acontecimientos; de todas formas, acabo de conseguirme milagrosamente un mes más de margen antes de tomar una decisión precipitada, así que tengo que aprovechar esos días.

Mencione la comida, y lo menos que puedo hacer es enseñarla 😉

El jueves fue sencillo, un latte por ahí, un bagel por allá… Un par de tequilas para terminar el día y ya.

El viernes fue muuucho mejor: un par de sándwiches finos a medio día, y luego un bocadillo con vinitos en la noche.

20140614-205858-75538686.jpg

Y hoy… Hoy toco comida peruana 😛 un delicioso ceviche peruano de pescado…

20140614-205947-75587286.jpg

Las situaciones fueron totalmente diferentes cada día, distintos acompañantes, distintas ocasiones, diferentes ánimos… Aunque disfruté todas, debo admitir que una de estas ocasiones me dejo pensando más de lo que realmente hubiera querido… Pensando en la persona, las frases, la dinámica… Pero también pensando en mi, cuando no el narcisista…

En estos momentos estoy pensando más de la cuenta y por eso me quedo tan bien el recordatorio de escribir algo, justamente para liberar un poco de presión mental.

Después de tanto tiempo de decir que no había “necesitado” escribir, aquí estoy nuevamente, haciendo uso de esta herramienta como la había dispuesto originalmente. Obviamente no quiero decir que extrañaba esta dinámica, pero me encuentro realmente satisfecho de tener al estructura ya lista para su uso específico y ver que es igual de útil como lo fue hace tiempo.

Back on line…

Después de varias horas de dudas y algo de desesperación, logre al fin revivir mi teléfono, pero por alguna extraña razón no logre que el beta funcionara de ninguna forma, así que… tal vez prueba suerte con el segundo beta o algo así, pero al menos en estos momentos voy a dejar pasar la oportunidad de jugar con el nuevo software.

Pase el fin de semana enfermo, o al menos sintomatizando una buena gripe, la cual ya logre casi erradicar, excepto por la tos… esa sí está necia.

Fue un fin de semana relajado, con Coronas y pizza, sin cine como habíamos planeado, pero… c’est la vie, no todo sale como lo planeamos.

Que más? Mañana, en ya menos de doce horas, vuelvo al trabajo, y creo que es ya la fase final del proyecto, por lo que esperaría yo poder involucrarme en otro y seguir adelante, aprendiendo y haciendo, mejorando todo lo posible.

Nuevamente estoy con esa sensación de catástrofe inevitable, la cual es medio cierta pero no totalmente cierta y, definitivamente, no es una catástrofe, sólo un gran paso atrás. Pero como sea, luego de la sensación desproporcionada de algo negativo viniendo sobre mi, lo que tengo y debo de hacer es hacerle frente, no encerrarme en la casa todo enfermo a esperar a que pase. Mañana que salga voy a dar pequeños pero decididos pasos para enfrentar la situación y buscar alguna salida a todo esto.

A menos aproveche para terminar de ver House of Cards, vi un par de series de documentales que tenía ahí guardados y ahora estoy viendo una de las varias películas aún pendientes. Poco a poco voy saliendo de los vídeos pendientes, y espero igual ir saliendo de otras cosas pendientes en mi día a día.

No betas for me…

La cosa no funciono bien cuando al fin me decidí a usar los dichosos betas. Ya instale el OS X 10.10 en una de mis computadoras, pero realmente no funciona bien; esta tranquilo hasta que intentó usar Safari para navegar en internet… y, a ver, ¿qué tan útil es una computadora que no puede navegar en internet? Se reinicia cada vez que intento conectarme, si no hago nada, no se reinicia sola…

Y el iOS 8, que debería funcionar mágicamente en mi teléfono… Simplemente no se deja instalar. Probé ya más de media docena de veces y no funciona, simplemente me tira error desde iTunes y no hace nada. Así qué ahora, me toco restaurar el teléfono… Buena suerte esperando dos o tres horas, según mi conexión, para que se bajen los archivos necesarios y pueda pasar por el proceso de restauración.

20140606-202203-73323194.jpg

Así qué ahora voy a aprovechar para avanzar ávidamente mis episodios de House of Cards mientras espero. Por suerte, como soy una persona redundante, fanboy y comprador compulsivo, tengo un iDevice de más, así que no estoy totalmente muerto en el agua sin el iPhone…. Claro que eso no disminuye en lo más mínimo la molestia de estar pasando por esta situación, pero ni modo, ¿qué es la vida sin estos momentos tormentosos? Jejeje

Ya les contare cuando mi pisapapeles con forma de iPhone 5S esté de vuelta a la vida.

Duro regreso…

Para ser mis primeros días en este nuevo ritmo y con este objetivo, las cosas están duras.

Nada del otro mundo, debo aclarar, pero si se han presentado dificultades que normalmente no hubieran ocurrido. Ninguna dificultad laborar, nada mas allá de lo inherente a un buen trabajo. Sin embargo, en áreas personales, si hay cambios que están probando ser… bastante retadores, mas la ya normal ansiedad de estar a punto de enfrentarme a las consecuencias de malas decisiones del pasado.

No hay mucho que reportar de momento, solo que el actual cambio de clima me tiene seriamente limitado en cuanto a movimiento y respiración, jeje. Ya en serio, estoy en esa fase transitoria en la que tengo síntomas de, pero no una manifiesta, gripe. Aparte de eso, todas esas pequeñas lesiones, fracturas, esguinces y demás están molestando mucho más de lo normal.

En… capas mas personales, hay algunos cambios que se dejan venir, algunas ausencias, nuevas presencias… debo admitir que me siento inclinado a defenderme de ambas, lo cual no es nada nuevo, pero si un poco extraño por una muy rara sensación de molestia que acompaña cada uno de esos cambios. Normalmente no tiendo a darle tanto pensamiento a estas cosas, pero esta vez siento la necesidad de pensar dos veces antes de ir dando los pasos apropiados.

Y ya en esferas mas prácticas… estoy tomando la misma actitud hacia mis aparatos y no estoy tan visiblemente entusiasmado en subirme al tren de “betas” que se presenta frente a mi. Extrañamente, de verdad, no me siento tan confiado de ofrecer como corderos de sacrificio a dos de mis dispositivos solo para entrever un destello del futuro que igual va a estar disponible en un par de meses…

Indecisiones, eso es lo que mas tengo ahorita…

Coming back

Una larga ausencia puede ser una buena señal… O una pésima señal, dependiendo de las circunstancias y el retorno. En mi caso, quiero creer que es una buena señal, porque estoy volviendo mejor que como me fui, con un poco más de aprendizaje, mejor actitud, más intereses, menos distracciones.

Hay mucho que decir y mucho que analizar, pero, como siempre, las cosas se mueven acá a un ritmo distinto que… allá? En la realidad, los minutos se extienden, las horas se comprimen, los pensamientos pesan y las rocas flotan, dependiendo del balance neuroquímico del momento. Aquí, no hay tiempo fragmentado, no hay partes de ideas, sólo bloques de letras formando frases que, con suerte, tendrán significado para alguien más que a mi…

¿Por que ahora? ¿Bajo que condiciones estoy de vuelta? Varias cosas han convergido en este punto, en el que quiero – y no deseo usar la palabra “necesito” – un espacio extra para mi. Las condiciones deben ser mejores y debo esforzarme más de lo normal para hacer que todo funcione adecuadamente.

¿Qué más? No sé ni porque pensé tanto en esto o he pensado tanto en otras decisiones similares o mucho más triviales antes de ejecutarlas. Últimamente no he sido tan asertivo en lo importante, pero si bastante impulsivo en lo trivial, y ese es el tipo de cosas que debo cambiar para realmente mejorar, y no sólo estar en movimiento.

En fin. Aquí vamos de nuevo…