37!

Este post esta un poco atrasado, porque debí haberlo escrito el sábado, pero ese día estaba bastante ocupado celebrando mi cumpleaños.

No hice nada del otro mundo: me levante tarde, salí a almorzar con mis papás, regresamos a la casa y en la noche salí a juntarme con unos amigos para celebrar hasta tarde… y ya.

Aunque me pase el día entero revisando Facebook y contestando mensajes, me quede con la impresión que me escribieron menos personas que le año pasado. Lo realmente importante, es que los que escribieron, llamaron o llegaron, realmente me pasaron sus buenos deseos y estuvieron pendientes.

Basicamente fue como si estuviera celebrando dos eventos simultaneos: el haber dejado mi trabajo y el estar cumpliendo años.

Como era de esperarse, fue un día de historias, contemplación, alegría y risas. Si me hicieron falta un par de llamadas, de personas, de mensajes… pero la vida no es perfecta y simplemente hay que aprender a disfrutar y a valorar lo que se tiene y lo que se recibe.

En esta semana aun voy a reunirme con unas amigas con el pretexto de continuar la celebración, pero tambien va a servir como pretexto para volver a conectarme con ellas.

En este momento, ya tercer día de mi nuevo período de libertad, me siento extrañamente pensativo… tantas posibilidades que se abren frente a mi, tantas oportunidades que puedo aprovechar o generar…

Happy birthday to me! Many happy returns!

The time is now

Perdón por el obvio robo del nombre para esta publicación, pero ahora si ya estuvo: después de pensar, planear, decidir, consultar, ajustar y volverme a decidir para cambiar mi status laboral a fin de mes, las cosas se precipitaron y está en la sala de espera de la empresa, a punto de concretar el cambio.

No es una sorpresa en lo más mínimo y estoy más bien tranquilo y emocionado al respecto. No me preocupa (mucho) el conseguir otro trabajo, porque básicamente ya tengo uno… Y los nervios que siento son de pura emoción de saber que voy a trabajar para mi nuevamente, con las respectivas ventajas, obligaciones y responsabilidades.

Espero que la terminación que vamos a concretar en unos momentos (con casi una hora de atraso, como siempre) sea tranquila.

————-

Ya casi estamos… Me hablaron, hable, y ya sólo estamos preparando papelería para terminar el trámite. Espero que esta última etapa del proceso sea tan fluida como fue la primera y ya debería estar solucionado todo en unos minutos.

Casualmente me encontré a un compañero de mi grupo viniendo también a su retroalimentación. Espero que a el le vaya mejor que a mi en estas cosas.

————-

Y ya, diría yo. Ya entregue mi equipo, ya firmé el acta de término de contrato… Sólo falta aclarar lo del finiquito, pero ellos me van a llamar cuando tengan listo mi cheque para dármelo de un solo, así que yo diría que el asunto está listo al 99%.

Incluso estando acá, la gente me transmite sus buenos deseos y me apoyan para seguir adelante. Acepto y apreció esta experiencia como una forma más de conocerme, mis capacidades, habilidades y tolerancias.

The best is yet to come…

New year…

Bueno, ya pasaron esos días de amor fraterno, celebración y demás.

Regresando al trabajo, pues lo de siempre, ahí va avanzando la cosa; pero hoy probablemente se empieza a desarrollar la cadena de eventos que me va a llevar al resultado que he estado pidiendo últimamente.

Otra vez de me viene esa sensación de no saber si estoy siendo mal agradecido, si estoy haciendo lo correcto, pero la verdad es que es más fácil hacer a un lado esas voces de inseguridad ahora, porque realmente entiendo que aunque haya dolor en el cambio, hay aún más dolor en permanecer a la fuerza en donde no pertenezco.

Si logro iniciar el año con una gran aventura, realmente sería genial. Hay tantas frases y pensamientos clichés por ahí que me impulsan como los que me frenan. Creo que la cosa es únicamente oír los que me convienen, tomar mi decisión y no mirar atrás.

Y si voy a hacer eso, ¿por que esperar a que sea alguien más el que imponga la jugada? No se realmente, pero en este caso, no llego a tanto como a precipitar las cosas… O tal vez solo necesite un poco más de impulso para hacerlo. De todas formas, estaría siendo reaccionario en ves de proactivo.

Con mi cumpleaños ya cerca y todas estas cosas pasando a mi alrededor y a mi, este año realmente promete empezar de forma agitada…