Dumb mood

Es la mejor descripción que se me ocurre. No tengo ninguna razón para andar medio apagado, pero desde que me desperte tengo esa sensación de una nube negra sobre la cabeza. Claro que los problemas y situaciones reales ahí están, nada de eso ha cambiado, pero anoche me acoste tan tranquilo y anduve de buen humor todo el día…

Sé que lo digo a cada rato, pero es cierto: escribir me hace falta. Este tiempo no he estado hablando tanto y mas bien he leído tal vez un poco mas de la cuenta.

Me impresiona ver como pasa el tiempo de rápido; por momentos creo que es una buena señal, porque voy a poder avanzar rápido; por momentos creo que es una mala señal, porque no estoy aprovechando el tiempo al máximo.

Parte de mi problema, o al menos un disparador para los procesos extraños de mi mente, es mi trabajo. Es un buen trabajo, es entretenido, me pagan bien, estoy ahorrando bastante por no tener que moverme de mi casa… pero ahí justamente esta el problema: mi casa es mi lugar de trabajo. Lo que al principio se veía como una excelente característica, ahora no me parece tan buena. La principal razón es porque aparte de ser introvertido, soy bastante ermitaño, y me encanta pasar tiempo acá en mi casa. Ahora que mi casa es mi lugar de trabajo, por momentos me agarra esta sensación de disonancia, donde me molesta estar en la casa, pero a los cinco minutos de haber salido, quiero regresar.

A pesar de las criticas que a veces me llegan por mencionar a las voces, es en momentos que pienso estas cosas cuando aparecen con fuerza. Por ahí por atrás y a la izquierda puedo oír la vocecita que me dice que simplemente soy un malagradecido, solo ando buscando de que quejarme y por eso le busco (y le encuentro) algo incomodo a este trabajo. Otra voz aprovecha el impulso y me hace pensar en todo lo que tendría derecho a quejarme si no hubiera fallado hace ya año y medio, a 10,000km de aquí. Otra me recuerda que es mejor quejarse de esto que de no tener trabajo… creo que suena un poco mal que esa sea la voz mas positiva…

En fin, voces o no voces, opiniones o juicios, igual hay que seguir adelante. Y algo agradable de todo esto es que solo con poner una sonrisa en la cara en el momento adecuado, logro que todo se vea un poco mejor y me siento mas tranquilo.

Hay tanto que hacer aun… lo mejor es hacerlo con esa sonrisa tonta en la cara, avanzar paso a paso aunque cueste, pero no detenerse y seguir y seguir. Este post me ayudo muchísimo a espantar esa nube negra… irónicamente, esta empezando a llover acá… como si al salir de mi mente, esa sensación se hubiera manifestado físicamente a mi alrededor. Pero estando fuera, es algo refrescante, en vez de agobiante.

Y zaz, solo así, mi dumb mood mejoro muchísimo en el espacio de unos pocos minutos y un par de cientos de palabras. De verdad debería escribir mas seguido…

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s