I hope to see you soon…

(Antes que nada, una aclaración: estoy reconstruyendo acá un texto que empece a escribir hace unos minutos, y que torpemente borre. Aunque cumplió su función catartica, realmente quiero dejarlo plasmado en este medio.)

Como duelen las despedidas…

Especialmente cuando son sin ninguna ceremonia, a medio food court en el mall, justo antes de dejarlas almorzando…

Aun tengo una pequeña oportunidad de verlas mañana un rato, un ratito nada mas… pero queria decir adios de una vez, solo por si acaso.

Es la segunda vez, que recuerde, que tengo que despedirme sin ceremonia para venir a trabajar. Esta vez ha sido, por mucho, la mas devastadora de las dos.

(Volver a escribir todo esto esta generandome una extraña sensación… me siento relajado y cansado, como con sueño… estoy emocionalmente agotado)

Aunque las lagrimas salieron rapidisimo al estar ahi dando abrazos y diciendo últimas palabras, no sé de donde saque fuerzas para no ponerme a llorar pura Magdalena. Tal vez mas tarde me pegue, tal vez no. En el camino, venia pensando: “tal vez me de tiempo de llorar un poco antes de trabajar” y zaz que no… pero escribir (y reescribir) esto de verdad me esta relajando de una forma que no esperaba…

Tangencialmente, venia pensando en el camino que tal vez soy tan melancolico porque realmente no he crecido. Todo el mundo ha seguido con los pies en la tierra, ha envejecido y crecido con ella, han vivido y expermentado; mientras que yo solo me limite a existir este tiempo, a disfrutar empecinadamente una epoca de mi vida, sin salir de ella.

A pesar de todo, haber pasado casi tres dias con mi ahijada, ha sido la experiencia mas maravillosa del año. A pesar del dolor que causo esas lagrimas, ver esa sonrisa hermosa y honesta, esos grandes ojos llenos de esperanza, curiosidad e inteligencia, estar correteando a esa niñita llena de vitalidad y energia… Recibí tanta satisfacción a cambio de unos minutos de dolor por la despedida, que lo unico que puedo decir es que toda la situación fue una ganga.

Extrañamente, cuando escribí esto originalmente, sonaba una canción de Santana en mi iTunes que decia: “hoy es adios, mañana quizas…” aun hay muchos mañanas por delante, y aunque esa palabra pueda ser una trampa mortal cuando no la usamos o manejamos adecuadamente, tambien es un gran contenedor de esperanza e ilusión.

Hasta luego Jimena, espero poder verte pronto…

Advertisements

Great news all week long…

Desde la semana pasada, todo ha ido saliendo muy bien. Mi día social fue realmente interesante, productivo y variado: improvise, cumplí con mi plan y me sorprendieron.

Luego, de regreso al trabajo, tenía mi vuelo pendiente que no hay forma que pueda hacer. Ya estando en el lugar, el clima cambio muy bruscamente y otra vez tuvimos que cancelar. Espero que la tercera sea la vencida y que podamos volar sin mayor inconvenientente.

Claro que ese día no se perdió: iba con mi papá, así que aprovechamos para hablar un buen rato y estuvo interesante el mini viaje.

Esta semana fue genial: las colochas andan de visita por acá y logramos vernos dos días seguidos completos. Realmente me disfrute enormemente poder andar con ellas y pasar el tiempo con Jimena nuevamente.

Otra grata sorpresa fue un cambio laboral: ahora estoy en un horario más amigable para la vida social, así que fue a tiempo que elegí salir e del trabajo eventual para dedicarme al 100% a esto. Este cambio también sirve de ánimo para ir afinando otros planes, así que probablemente hayan más cambios a mediano plazo.

No puedo evitar sentirlo bastante feliz con todo esto: una semana emocionalmente cargada y gratificante, una mejora laboral, más posibilidades, nuevas ideas… Las cosas están tomando un buen rumbo y ritmo en estos momentos.

Ah! Y leí un libro increíblemente bueno que me regalaron. Estoy agarrando buena velocidad con la lectura otra vez; así que espero terminar mis libros pendientes en un máximo de dos meses, tal vez incluso seis semanas.

Esto de hacer planes para el futuro es estresante y exigente… No voy a poner nada en marcha a la ligera, pero tampoco puedo seguir perdiendo el tiempo con la excusa de estarme preparando. Espero tener algo bueno que contar para la próxima actualización.

20130621-120829.jpg

Random note

Aquí estoy nuevamente, esta vez, en un centro comercial, tomando un te luego de haber visto una película, luego del almuerzo por uno de los cumpleaños de mi papa, jejeje. Definitivamente ha sido un buen día. Mañana me va a tocar correr un poco más, literal y figurativamente, y espero poder tener una reunión social por la noche.

Mis planes van patinando de lado a lado: ya deje mi trabajo eventual y estoy descansando un poco más, aunque realmente no he logrado iniciar el cambio que quería. En parte es falta de coordinación, en parte, de disciplina.

Pensando de todo un poco, se me ocurre que aún esta fuertemente arraigada en mi la idea de tener. Oigo qué hay nuevas versiones de MBAs y quiero irme a comprar una, aunque apenas podría pagarla y no la necesito realmente. Estoy ejercitandome a diario, y quiero comprarme más accesorios, ropa, apps. El radio de mi carro falla, y quiero cambiar todo el sistema. En fin, ya habrán entendido el punto.

Es fácil aceptar el hecho de lo pobre que es mi vida: es tan pobre, que sólo dinero tengo; bueno, capacidad de compra; pero no hay socialización, amor, romanticismo, aventuras…

No me estoy quejando, sólo enumerando las características, o falta de ellas, en mi vida.

La idea de dejar el trabajo eventual en parte fue justamente para darle más espacio a esas posibilidades; a salir a merodear algún lugar, conocer más gente… En fin. Espero poder hacerlo pronto, pero tengo aún un par de semanas realmente ocupadas con mis cosas, luego de eso ya veremos.

Estoy realmente feliz con mi entrenamiento. No es la gran cosa de cambios lo que estoy logrando, especialmente porque no tengo el enfoque psicótico hacia la disciplina de la dieta y la rutina. Pero aún así, sin esforzarme por vomitar el corazón ni comiendo a dieta de preso, he logrado mejorar mi estado físico y mental, me siento mejor, me veo mejor, tengo más resistencia y estoy realmente motivado a esforzarme seis o a veces siete días a la semana.

Estaba empezando a repasar mis libros del año pasado, pero ya vi que no me va a dar tiempo de leerlos todos otra vez, así que en cuanto acabe el que tengo ahorita, me paso a los nuevos, que ya se me están acumulando. Luego de eso, tal vez regrese a algunos otros viejitos, o aproveche para comprar las versiones digitales de varios clásicos que quiero volver a leer.

Como se darán cuenta, en este momento mi cabeza anda algo revuelta, con varias ideas y líneas de pensamiento peleando por atención al mismo tiempo. La verdad es que ni me molesto en concentrarme, sólo voy poniendo acá fragmentos de cosas que pasan por mi cabeza.

Si todo sale bien en estos días, debería tener bastante que escribir entre esta y la otra semana. Cosmos a ver como avanzan las cosas y ya les iré contando los avances que pasen…