On the second week

Ayer tuve un dia pesado, aunque debo admitir que fue muy bueno: Cinco horas de sueño, cinco horas en un trabajo, diez horas y media en el otro, y el tiempo restante, leyendo.

Ayer me toco atender mi segundo trabajo, el eventual; crei que iba a poder regresar rapido pero me equivoque y acabe pasando toda la mañana ahi. Afortunadamente, todo quedo bien, y pude regresar a tiempo para relajarme antes de empezar mi nuevo y flamante trabajo, el cual tuvo ayer un ritmo tranquilo y estuvo entretenido como siempre.

Fue un buen inicio de semana laboral para mi, luego de un excelente descanso que me pase casi totalmente en el cine. Aproveche para conocer un par de personas nuevas y, totalmente al azar, para reconectar un poco.

Reconectar me hizo pensar, recordar, planear, analizar, desechar… una pequeña piedra genero una avalancha de cosas, de pensamientos… Y solo puedo decir que, en este momento, en retrospectiva, me parece fascinante como un sueño pudo aparecer, crecer y morir en horas de consciencia. Horas, ni siquiera dias… mucho menos meses.

Algunos sueños son mas fuertes que otros, tal vez; ¿o sera que unos son realmente sueños, mientras que los otros son solo ideas al azar, puras tonterias que reconocemos no son viables y desechamos? 

Como sea, luego de dos dias de salidas por diversion, y un dia de salida laboral, tengo enfrente cinco dias de auto reclusion por trabajo. Y no es que me este quejando, totalmente lo opuesto: me encanta estar aca. Aunque ya no aprovecho para ver tantas peliculas y series como antes, pues cada vez que puedo huyo de estar frente a mi computadora, tengo cosas que hacer aca que me entretienen: puedo entrenar solo, leer mis libros y articulos, jugar… hablar con mis papas, aunque sea por capsulas de quince minutos… No necesito, y cada vez le encuentro menos gracia a, salir de aca.

¿Que dice esto de mi estado mental? No lo puramente psicologico, sino lo psicosocial… Tal vez me estoy retrayendo mas de lo sanamente funcional… Tal vez esta es la excusa perfecta para vivir como quiero, desconectado. Tal vez por eso son esos sueños tan agradablemente extraños que han ido proyectandose por las noches… y eso explicaria lo diferente que estoy ahi, pues realmente necesito algo contundente que me saque de mi posicion actual.

Si voy a salir de esto, no va a ser ni hoy ni mañana. Si voy a cambiar, no puede ser sutilmente, necesito quemar mis barcos. Pero no ahorita, cuando apenas estoy poniendo los cimientos de mis nuevos muros de ampliacion en mi actual castillo…

Me siento totalmente… congestionado. Como si tuviera tanto que decir y/o escribir, que siento la presion en la cabeza y el pecho, la congestion de todas esas cosas buscando, queriendo, salir de donde estan y ser expresadas…

Afortunadamente, aunque en un horario bastante especifico, habia planeado esto. Aca lo dejo, justo en el momento de mayor presion, cuando tengo que reescribir las palabras dos o mas veces porque equivoco las letras. Me voy a correr un poco y a hacer mi rutina de hoy, para poder regresar a refrescarme y comer algo justo antes de sentarme once horas otra vez, para volver a trabajar…

Entre cumpleaños…

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s