So long ago…

Ya pasaron mas de dos meses desde la última vez que me detuve a escribir acá. Hay tanto que contar, y es tan fácil de resumir, que no debería tomarme tanto tiempo ponerme al día; pero lo mismo podría decir de cada uno de los días que han pasado estos dos meses, en los cuales no escribí nada.

Como sea, ¿por donde empiezo? Por lo físico, lo tangible, el cuerpo. Llevo dos meses de estar entrenando realmente, en serio, manteniendo mi objetivo a la vista. Aunque no puedo decir que haya logrado cambios de película o de anuncio de TV, si estoy mejorando, lenta, pero constantemente. Aproveche la oportunidad de asociarme con una persona que realmente me ayuda a llevar un buen ritmo y que me mantiene constante en el esfuerzo. Aunque la inversión ha sido moderadamente elevada y el esfuerzo es continuo, las cosas pintan bien y puede ser que vea aun mas resultados en poco tiempo.

Pasando a lo abstracto, lo intangible, la mente, estos dos meses han sido extraños, intensos y satisfactorios. Se ha movido bastante contenido inconsciente en varias direcciones a la vez y he logrado insights valiosos, así como nuevos conocimientos y he disfrutado de excelentes conversaciones.

Lo cual me lleva a lo social, lo externo, lo de los otros. Así como he perdido un par de libras de peso inútil, han salido de mi vida algunas personas que no aportan nada; ni negativo, ni positivo, simplemente, no aportan nada. Por otro lado, así como he estado fortaleciendo algunos músculos, tengo a una nueva persona en mi vida, una estrella mas que esta en mi constelación de entes sociales. Y la metafora de la estrella es exacta, pues me mantengo orbitando alrededor de ella y realmente ilumina mi día cada vez que nos vemos. Pero debo aclarar, antes que alguien se haga alguna idea equivocada, que esta es una de esas buenas relaciones a mi estilo, una relación mental, con cargas emocionales pero en ningún momento románticas. Todo se esta asentando para formar una buena y sólida amistad; real, actual, presente… algo que, me veo obligado a admitir sin mucho entusiasmo, me hace falta.

Una de las desventajas de mi estilo de vida es que dependo mucho de cada una de las personas que tengo para interactuar, simplemente porque son muy pocas las que tengo disponibles. No me interesa mucho salir a buscar mas gente, simplemente porque no la necesito, y no quiero necesitarla. Justamente hace unos minutos estaba pensando como es que en estos momentos, no tengo a nadie en la categoria de “sine qua non”. Claro que hay gente que aprecio, adoro… amo, en mi vida, pero simplemente no hay nadie que me haga sentir que no puedo vivir sin ella… y no estoy esforzándome tampoco en salir corriendo a buscarla y encontrarla.

Así que, estos dos meses han sido una extraña mezcla de balance entre mi vida ermitaña y la novedad de conocer a alguien nuevo. Emocionante, pero limitado; espontáneo, pero dentro de límites operativos. Lo mejor de todo, es que los dos estamos en la misma frecuencia y situación, así que no hay posibilidades de malos entendidos o desinformación que pueda llevar a torpes errores como los ocurridos en épocas recientes.

Tengo ya planeadas un par de nuevas experiencias personales a corto plazo. Pero cuando digo personales, me refiero a literalmente para mi persona; nada que vaya a compartir con otros. Supongo que he estado realmente arreglando mi cueva, y si antes me gustaba estar acá, ahora lo disfruto mucho, mucho mas. Podría escoger angustiarme y entristecerme por la idea que, al desaparecer yo, nadie va a heredar esto, sino simplemente los buitres y demás carroñeros van a venir a saquear lo que puedan de acá… pero así como una montaña no se angustia porque alguna vez va a erosionarse, o como un río no se entristece ante la perspectiva de secarse, así tampoco quiero enturbiar mi existencia con emociones negativas sobre algo que no puedo, ni quiero, cambiar.

Así que, aqui estamos: dos meses después de no haber escrito nada, vengo de regreso con muchas cosas que decir, pero poco interes por realmente compartir. Espero mejorar mi ritmo de escritura para no dejar pasar tanto tiempo. Si bien es cierto que haber hablado tanto en estos meses me ha ayudado a aliviar la necesidad de escribir, este medio es especial y tiene su propia razón de ser, nuevamente, personal.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s