Just a regular day…

Ya vamos por la mitad del mes. Por momentos, me impresiona lo rápido que esta avanzando el tiempo, lo diferente de mi percepción del avance. En otros momentos, siento que es totalmente natural, después de todo, no estoy 100% ocupado, como en otros casos.

En fin. Medio mes y pequeños avances en diferentes áreas. Sigo estando en el área gris de “tal vez” pero voy avanzando… No se bien a donde, pero no he estado estático.

Ya me enfermé y casi me cure, la primera gripe del año. No es un evento muy alegre de por sí, pero al menos es una señal más de cambios.

He leído, o más bien devorado, tres libros en estos días. Debo admitir que cumplieron su función de entretenerme, pero también excedieron su rol y me inspiraron, me hicieron pensar, no sólo en el futuro, sino en mi futuro; mis motivaciones, mis reglas… Creo que lo que aprendí en estas historias puedo usarlo positivamente para mejorar mi vida diaria.

Y vaya si hay una buena oportunidad de mejora ahí en el aire.🙂

Sólo hay que tener paciencia para saltar en el momento adecuado en que la oportunidad se presente.

Anoche tuve la extraña oportunidad de alucinar. En serio. Fue algo de medicamentos, nada ilegal… Y la verdad, no fue muy divertido tampoco. Fue una de esas combinaciones de situaciones: mi receta regular anti-gripe más un par de pastillas nuevas más un poco de fiebre… Y zaz! Me desperté bruscamente un par de veces en la noche, viendo como la realidad de derretía a mi alrededor y se distorsionaba en patrones semi fractales y recordándome la película A Scanner Darkly.

Fue de lo más interesante sentir esos segundos de puro pánico al ver una distorsión de realidad tan fuerte, y luego sentir el puro y fresco alivio de darme cuenta que estaba en esa etapa intermedia entre el sueño y la vigilia completa. Me volví a dormir, desperté un par de horas después con la misma sensación, pero el susto duro aún menos, pues recordé que ya me había pasado hacia poco (pero no recordaba bien cuando) y que sólo debía calmarme y… disfrutarlo, porque igual, no sabía como disiparlo por mi cuenta.

Hoy en la mañana, ya bien despierto, pude recordar completamente estos eventos, lo cual me pareció un poco curioso, pero nada más.

La lección a aprender: no mezclar medicamentos.

Hoy esta siendo un buen día: voy a poder reunirme con buenos amigos, compartir el día y avanzar en al menos un par de cosas de trabajo… Y el día esta bonito, nada mal, y yo ya estoy menos enfermo… Todo va bastante bien, la verdad.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s