Reaching the end…

So… Pasaron los días, las cosas se calmaron, todo esta bien…

Bueno, bien dentro de los parámetros. La verdad es que el mero día fue como me lo esperaba: sin gracia. No fue realmente malo, simplemente no tuvo ningún significado, sentido, sabor, emoción. Seis adultos reunidos para almorzar, contando historias del pasado, reviviendo muertos y experiencias lejanas, quejándonos del hoy y dudosos, algo temerosos, por el mañana.

Sin niños, la Navidad es un día común y corriente, no tiene gracia. Y entre nosotros es aún peor, pues ni siquiera tenemos esa “alegría interna”… Bueno, si la tenemos, pero esta tan ligada a lo pasado, que apenas la notamos al invocarla.

Luego del almuerzo, mis tíos se fueron, después mis papás se fueron y me quede sólo. Como yo sabía que iba a ser, recibí pocas llamadas; dos, para ser exactos. Luego de eso, nada más. Yo no hice el intento de contactar a nadie tampoco, simplemente no tenía la energía suficiente para deslumbrarme con la alegría de los demás. Abrí mi botella de vino, me comí mi hamburguesa fría y vi mis películas. Ho ho ho…

Los días siguientes, 25 y 26, fueron similares, con la diferencia que ya éramos sólo mi papá y yo, porque mi mamá se fue de viaje. Ayer 27 cambie a cómics en vez de películas, pero el ritmo fue el mismo. Hoy la cosa mejoro, pues pase el día con una de mis pocas amigas de verdad. No sólo la ayude, sino que realmente disfruté pasarme el día entero con ella.

Anoche, no se realmente porque, pedí algo… Y hoy, puf! sólo así, apareció la oportunidad. Pedí y se me dio. Ya como aprovechara la oportunidad era responsabilidad mía, y creo que la aproveché bien… Pero realmente estoy agradecido por esos pequeños milagros. Ahora sólo falta ver que pasa. Si todo sale bien, se va a cumplir nuevamente aquella frase que me encanta:

You can’t always have what you want; but if you try, sometimes, you might find you get what you need.

Entre otras cosas, lo que necesitaba era esa chispa de la buena compañía, esa chispa de la esperanza… La idea loca de que todo va a mejorar, aunque no sepa como.

Al final del día, soy un simple humano, como todos…

This is gonna be ugly

No digo que malo realmente, simplemente no va a ser bonito…

Hasta este momento, hay tantas cosas alineadas para que mañana la situación sea mala: desde la gente hasta la comida, pasando por la música, las bebidas… mi humor; lo que falta y lo que sobra, este año no va a ser una bonita, ni buena, ni divertida navidad.

Pero igual, como leí hoy: hay que amar la vida, porque ¿que otra cosa hay?

Me toco salir hoy a hacer un pequeño tramite para ayudar a mi mamá con su viaje; mala, pésima idea. No el hecho de ayudar, sino el de haber salido hoy, estando tan cerca de las celebraciones y en domingo. Realmente hubiera querido que la vida fuera como GTA y desahogarme con la gente… chocar, disparar, patear a medio mundo y a todos los que me pusieron problemas en vez de ayudar. Yo se que tampoco ayuda mucho que en la tarde haya visto una serie de documentales sobre Hitler y ahorita este viendo Scarface.

Debo admitir que el documental sobre los osos polares, el de los peces japoneses y el de Cuba ayudaron y me impactaron de otra forma, mas positiva. Ademas, estoy preparándome para la navidad mas geek de mi vida: la serie completa de Firefly, mas la película Serenity, 16 horas de western espacial. Como reserva, tengo las cuatro películas de Indiana Jones, pero igual, puedo elegir casi entre dos docenas mas si quiero buscar en que entretenerme.

Mañana no van a haber niños acá, ni regalos. Solo adultos y los problemas recientes, que van de serios a graves. No vamos a tener nada espectacular de almuerzo o cena, porque hasta con eso nos clavaron. Mi comunicación ha estado severamente limitada, y no tengo ningún otro lugar a donde ir.

Pero parte de ser realista es ser objetivo: estoy, y estamos, mas bien que mal. Las cosas que están pasándonos a todos en estos momentos son temporales y, ademas, teníamos ya ratos de estar estables e incluso con muchas cosas positivas. Al final de cuentas, no se puede luchar contra las probabilidades, y ya era hora que salieran caras y no solo escudos en la moneda.

Mi remedio temporal es el escapismo, para que negarlo. Entre mi serie espacial, mi botella de vino y mi eventual shot de Jägermeister mañana, voy a pasar un día decente mientras todos se embriagan en la felicidad de navidad. Disfrútenlo, ahora que ya tuve la experiencia de vivir esa magia, sé que realmente es hermosa y que puede ser una vivencia bastante especial. Supongo que, si algún día me vuelve a tocar, lo voy a disfrutar aun mas.

Post movie thoughts

Acabo de ver seguidas las dos películas de Wall Street, para quitarme el mal sabor de boca que me quedo de escribir casi 300 veces “God bless you” y “Merry Christmas”. Funciono bastante bien, la verdad, y me ayudo a pensar de forma macroscópica en cómo y dónde vivimos.

Nuestra sociedad esta real y fundamentalmente mal, pero es sólo porque nos conformamos con lo que tenemos, en vez de promover le cambio. Y ese cambió debería empezar en nosotros mismos, no esperarlo de fuera. Claro que esto es idealismo, y lo más probable con el idealismo es que acabe sepultado bajo toneladas de realismo e indiferencia.

Siempre que veo películas, lo primero que crítico son las relaciones entre los personajes. Me cuesta creer que la gente sea tan torpe, tan inoportuna, tan cerrada para manejar sus relaciones, especialmente cuando son importante y se suponen que involucran a la persona con la que van a pasar el resto de la vida. Por otro lado, yo también me he lucido en esa área, así que no tengo un puesto muy alto en la escala moral como para juzgar… Pero creo que sí puedo juzgar, por haber aprendido.

Una cosa que me pareció súper extraña en esta ocasión, fue ver una película donde el WTC se veía tan majestuoso e imponente. Obviamente he visto otras similares, pero hoy me impacto más y realmente me hizo pensar en esa gran cicatriz en la nación y en el mundo, como ese singular acto realmente cambió nuestra percepción y la dirección del mundo.

Me perdí mucho de la parte técnica del mercado de acciones y la especulación, pero la lealtad, la venganza, la avaricia… Vaya si entendí bien esas partes. Lo que aún me confunde es eso del amor y el perdón. Es sólo que no los visualizo de esa manera y me confunden las escalas de tiempo y las acciones de las personas: como dicen “te amo” como si fueran palabras mágicas y como al final de cuentas todos perdonan… Excepto cuándo hay una venganza de por medio, entonces son implacables.

En fin, no es un análisis de la película lo que estoy haciendo, sino una vista superficial sobre lo que me hizo sentir y pensar. No tengo mucho tiempo para escribir más, pues ya me voy a dormir para madrugar y salir mañana casi todo el día a trabajar al campo, yey!

Hay tantos cambios pasando al mismo tiempo, dentro y fuera de mi cabeza, dentro y fuera de mi casa… Cada vez son menos las constantes que tengo y cada vez es menos la gente que importa e importan menos. Estratégicamente, estoy en una posición bastante vulnerable… O excepcionalmente fuerte; creo que todo depende de mis habilidades para manipular mis recursos.

Getting closer to the 21th

Pareciera como sí la dichosa profecía del fin del mundo del 21 esta manteniendo turbio el humor general del mes.

Hay problemas por todos lados, de todos los tamaños. Al sacar la cabeza de mi agujero en el suelo, veo que varias personas a mi alrededor tienen también más problemas de los puramente normales y todos están extrañados que sea en esta época que las cosas van avanzando raro.

No puedo quejarme, después de los días que acabo de pasar, por como están las cosas en este momento. Sin embargo, conociéndome y comparando, este diciembre definitivamente esta peor que el de los últimos dos años y hay pocos que se comparan directamente con el nivel de malestar.

Es raro ver este anormal estado de las cosas y no preguntarse “¿por qué?”. Por un lado, no vale la pena preguntar; por otro, no hay nada que pueda hacer al respecto… Y por último, entiendo mucho de lo que pasa. Aceptar y avanzar es básicamente lo que esta a la mano, pero estas dos cosas están poniéndose un poco más difíciles de realizar que en otras ocasiones.

Es raro poder decir que este año logre establecer más relaciones pero que es cuando menos reuniones y convivios he tenido. Claro que eso es un buen reflejo de lo superficiales que son mis relaciones en general, y claro, el nivel de retraimiento en el cual me encuentro; porque no es como que todo el mundo se lo este pasando mal, sólo yo.

Lo bueno es que ya sólo quedan dos semanas más de este año. Luego de eso, realmente vuelve a haber un cambio de humor y de frecuencia en el ambiente y las cosas pueden funcionar mejor.

Breaking the spell…

Hace un par de días, un pequeño evento me disparo una crisis de medianas proporciones. Una película que debería haberme dado esperanza, unicamente pisoteo mis botones negativos y me dejo cargado con demasiadas cosas que me arrastraron al fondo, en vez de dejarme contemplar la luz al final del túnel.

Por un desesperante momento, todo pareció ponerse mucho, mucho peor… pero por suerte, solo fue un momento. Aunque las cosas se han mantenido grises por un par de días mas; hoy, nuevamente, una película fue la que me sacudió lo suficiente como para sacarme de esa espiral negativa en la que me estaba ahogando. Y ni siquiera era una película orientada a subirme el ánimo, simplemente fue una delicia de mezcla entre complejidad, misterio, psicología y un toque de existencialismo… y ¡zaz! cuando me di cuenta, estaba realmente concentrado, pensando, desenredando, analizando… estaba procesando, no sintiendo… y al darme cuenta que estaba en blanco emocionalmente, pude elegir sentirme tranquilo, aun cuando alla afuera siguen cayendo sapos del cielo y las cosas no están tan bien como quisiera, pero al menos tengo de regreso mi paz interna.

Y luego, bueno… un par de comentarios aqui y alla, la música adecuada, un té y mi libro… y realmente puedo decir que me siento mejor. No super bien, casi llegando a bien… pero bastante mejor que hace 48 o 72 horas.

Tal vez, solo tal vez, esas modificaciones al DSM que entran en vigor con la 5ta version tienen mas sentido de lo que crei en primer momento… O tal vez solo ando de antojo por unas happy pills.

No sé muy bien porque, en este instante se me vino a la mente Berkeley y su tesis del inmaterialismo: “Ser es ser percibido”. Tenia ya ratos de no pensar especificamente en eso, siempre me gusto esa teoria…

En fin, me voy para aprovechar mi creciente buen humor; a seguir ocupando la mente.

Same mood… (no, worst)

Bueno, no puedo decir que exactamente igual… pero si esta de este lado de lo negativo, eso seguro.

Tuve una situación real a medio dia, almorzando con mis papás, que me activo mis preocupaciones y mal humor. Pero después de rumiarlo un rato, me calme: al final de cuentas, era una de esas situaciones en las que ya no podia hacer nada y solo tenia que apretar. Además, si hay cosas que puedo hacer ahí, así que solo es de ponerme las pilas mañana.

En fin, siguió bien el día hasta que se me ocurrió ponerme a limpiar mas mi biblioteca de iTunes. Cuando pase por cierta artista francesa, fue como si de repente mi mente se dividiera y se fuera a dos lugares diferentes, pero igual de sensibles: una parte se fue al pasado, a mejores tiempos; la otra, se fue al otro lado del charco, y me recordo lo inepto que puedo ser en momentos trascendentales de mi vida.

¡Gracias! no era precisamente el tipo de pensamientos que necesitaba en estos momentos. Hace poco, en una conversación seria, hice el comentario de que pareciera que tengo algún tipo de trastorno de temporada, pues siempre (99% de las veces) diciembre es el peor mes del año para mi. Solo una vez no fue así… y eso ya fue hace tiempo y las probabilidades de tener una vivencia similar cada vez disminuyen mas.

Así que se me vinieron encima recuerdos lejanos y cercanos de fracasos, ideas de como podrían haber sido diferentes las cosas; esto sobre una frustración reciente y en el contexto de un mes que siempre me pega duro… y encima, luego me topo con una sincera, sencilla y directa pregunta: “Would you ever kill yourself?” mezclada con búsquedas de datos, dulces e historia del Imperio Romano. Y eso jalo otros recuerdos, otras personas, otra vida que vivi y que vi vivir.

Tengo mi respuesta ahi a la mano, tengo mis razones y todo esta bien en su lugar… pero por un instante, me dio la impresión de que no basta con justificar, sino que necesito demostrar… y ahi es donde, nuevamente, me quedo corto…

Ahorita solo me queda seguir… como siempre. Seguir leyendo, seguir oyendo música, seguir trabajando… y creer que esas son razones suficientes para seguir viviendo. Y, mientras tanto, sacar lo mejor de lo que tengo a mano y siempre seguir y seguir… Solo espero no toparme a nadie con un mejor argumento contrario.

No siento que sea suficiente con escribirlo. Creo que necesito hablarlo, y no con cualquiera. O con alguien capaz a quien tenga que darle todos los antecedentes; o con alguien que ya sabe lo que paso, y a quien solo voy a actualizarle las cosas y con el que voy a desahogarme.

Foul mood

Las cosas han estado bastante movidas estos dias. Hemos trabajado en un pequeño proyecto de prueba y tambien he estado viajando a las fincas que me tocan visitar. Me he mantenido alegremente en movimiento, ocupado tanto fisica como mentalmente. Ya termine tres de los cuatro libros que acabo de comprar y estoy pensando en comprarme aunque sea uno mas para llegar al fin del mundo, (o a fin de año, lo que pase primero) leyendo.

Pero al parecer, algo se me pudrio en la mente en este fin de semana y ni cuenta me di. Aparte de pequeñas molestias y frustraciones normales, no ha pasado nada malo o preocupante en este tiempo. Y sin embargo, ahorita ando de verdad con un fuerte y pulsante deseo de patear a alguien… o de abrir una inocente botella de vino. Pero como yo se que la situacion de las patadas escalaria rapidamente, y realmente no me voy a disfrutar mi botellita si la abro ahorita, mejor escribo un poco y pienso mas de la cuenta.

Los problemas estan ahi anidados, y son mas de percepcion que reales. Todo el asunto es atribuible a mi mala capacidad para manejar la frustracion y mi bajo umbral para sentirla. Mala combinacion. Es algo basante consciente, pero saber como y porque funciona, no hace que sea mas lento de activarse.

Todo fue que perdiera el ritmo de mantenerme ocupado para que las cosas me empezaran a molestar realmente. No es lo mismo visitar eventualmente un lugar, a ir casi a diario a causa de torpezas y malos calculos de los demas. A veces, son esas cositas sencillas lo que relamente lo pone a uno al borde, y no las grandes catastrofes. Espero poder compensar y manejar las cosas mañana sin mayor problema. Lo que realmente me molesta es perderme ese pequeño evento que tenia planeado para la mañana. Mover el resto de mis planes no es problematico en lo mas minimo… pero perderme el desayuno que tenia en mente si me molesta de verdad.

En fin, espero poder terminar toda esta payasada mañana mismo… pero mejor me empiezo a mentalizar que se va a extender, para que no me de un infarto en el higado cuando realmente pase.

Estoy casi seguro que, al ver en retrospectiva estos ultimos posts, se han de ver superficiales y carentes de suficiente insight como los de tiempo atras. Necesito dedicarle tiempo de calidad a mi mente para sacar cosas realmente buenas de ahi… A ver que sale en estos dias.