New toy!

Jaja! Ayer le eche el ojo y hoy ya me la traje a mi casita! Una venerable, clásica y bastante coqueta M2453… Una iBook de primera generación, anaranjada😀

La configuración es risible para nuestros estándares actuales: procesador PowerPC de 300 Mhz, 160 MB de RAM, Mac OS X 10.2 Jaguar, pantalla de 800 x 600 px… Un puerto USB, sin Wi-Fi, Bluetooth, WebCam o micrófono interno; una bocina. El cargador esta masticado por un ratón, al algo peor, no le funciona el botón del trackpad y no tiene batería. Pero, literalmente, me la regalaron, así que no es justo que este criticándola, jejeje.

Pero la verdad es que funciona perfectamente bien. Arranca a la primera, como si nada; le funciona casi todo y apenas tiene malos como 20 o 30 pixeles de la pantalla. Para una maquina que, en términos tecnológicos, tiene mas de 100 años, esta en excelentes condiciones.

Me la traje para tenerla de adorno, pero ya encendiendola y manoseandola un poco, no esta tan mala para usarla para las tareas mas básicas.

Creo que si le conecto el iPhone, o intento ver un video de YouTube, explota; pero, para navegación súper sencilla y tal vez, pero solo tal vez, revisar correos, funciona sin problemas.

La verdad es que me hace pensar profunda y seriamente en el paso del tiempo y sus implicaciones. Esta maquina, cuando salió en 1999, costaba USD $1,800. Ahora, no vale nada, tiene menos poder de proceso, memoria, resolución de pantalla y capacidad de almacenamiento que la versión mas baja de una BlackBerry. Y apenas han pasado trece años.

Claro que trece años son una gran diferencia si hablamos de un niño, gobiernos de un país o la duración de un matrimonio. Pero de alguna forma, me parece sorprendente poder ver y tocar esta diferencia… Ser dueño, literalmente, de un pedacito de historia.

Estar con mi iPad, sentado frente al iBook mientras se actualiza, es un impresionante despliegue de esa percepción del tiempo; igual que tener una compu bajo el escritorio funcionando como NAS / servidor, el iPhone a la par del iBook y la Galaxy de mi papá en el comedor.

¿Así de obsoletos vi los discos de vinil de mis papás? ¿Como vería Jimena, o Paula, esta iBook?

¿Y nuestros valores, filosofía de vida, conceptos sociales y normas éticas? Porque a la larga, todo eso también es un producto humano, sujeto al paso del tiempo, la actualización y el abandono.

Ojalá lo mejor de nosotros, como personas y como especie, se conserve en tan buen estado como esta maquinita; ojalá que nuestra calidad sea tan alta, que podamos soportar el paso del tiempo, demostrar nuestro valor y dar una buena imagen a esos adultos del futuro.

Pero que filosófico… Ha de ser efecto secundario de las como ocho copas de vino que me tome hoy, jajaja

20120517-004846.jpg

20120517-004902.jpg

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s