Absolutely… amazed

Hoy nevo. Y vaya que nevo… nunca habia experimentado este fenomeno y realmente fue grandioso.

Tome fotos puro turista japones… y la verdad es que hoy si me arrepenti de no tener una mejor camara… tengo fotos buenas, pero estoy seguro que hubiera conseguido unas espectaculares con una camara dedicada.

Todo iba bien hasta que me moje los pies. Ahi ya no era graciosa la experiencia. Fue realmente molesto sentir los dedos de los pies entumecidos, y al mismo tiempo, adoloridos y tiesos. Pero ni modo, como me dijo Jenny, esa es la prueba definitiva que no tengo los zapatos adecuados para el clima… lo cual era casi obvio desde el principio.

Regrese medio temprano a la casa para bañarme, pues iba a acompañar a Jenny a una cena donde iba a llegar mas gente extraña y, minimo, deberia de dar una buena impresion, no?

Aqui voy a hacer una pausa solo para mencionar al grupo general que se reunio, porque quiero enfocarme en un detalle especifico luego de mostrar la variedad.

Estaba yo, el mas sencillo del grupo, estudios en ingenieria en sistemas y psicologia clinica, experiencia en multinacionales, buscando la forma de quedarme en este maravilloso pais, o al menos en Europa. Estaba Jenny, graduada en Alemania, con maestria en ayuda humanitaria y trabajando en el WHO. Estaba Arnaud, biologo, si no estoy mal. Perdon, pero aca me pierdo con los demas nombres. Estaba esta amiga de Arnaud, que trabaja en o con UNESCO; y LA pareja mas simpatica de abogados que he conocido en la vida: los dos de Canada, el trabajando en el Fondo Mundial, y ella, en el ILO.

Pero aca va el meollo del asunto: una amiga de Arnaud, que creo que se llamaba… meh, eso me lo voy a guardar… Cuando llego, me sacudio, o impacto… o algo… Es apenas un poco mas alta que yo, flaquita, blanca, obviamente, con unos preciosos ojos color miel. Pelo negro; pero asi negro negro, de ese negro que es tan oscuro e intenso que brilla. Un poco pecosa. Una voz preciosa, suave y melodiosa, que hacia sonar aun mejor su frances; si hubiera hablado en aleman o taiwanes igual hubiera sonado como musica de angeles. Suiza, del lado aleman. Y aqui viene lo bueno: Psicologa. Lo pongo en mayuscula, porque no es “psicologa” en el sentido de mis demas amigas o conocidas, no… ella es Psicologa porque esta a punto de defender su tesis DOCTORAL de Psicologia Cognitiva. Asi es, just like that, hoy conoci a alguien mas que tiene un pie ya puesto en el Ph.D.

Aunque en toda la noche no dije nada, cuando veniamos de regreso a la casa le tuve que hacer el comentario a Jenny: me enamore, instantanea e irremediablemente. Su risa, sus ojos, sus intereses, sus opiniones, la forma en la que reacciono cuando mostre mi interes en su campo de estudio, mi interes y mis ideas alternativas… su forma de hablar el frances, la forma en la que esta, pero no esta, en el grupo, tal vez analizando a medio mundo, tal vez solo abstraida en sus pensamientos… tal vez poniendo total atencion a lo que todos dicen Y pensando en sus cosas… tal vez sea un poco timida nada mas…

No se que mas decir que sea tangencialmente objetivo, simplemente me enganche terriblemente. Un par de veces me sorprendio viendola mientras los demas hablaban. Un par de veces cruzamos miradas, nada del otro mundo… para ella. Para mi, fue como ese instante en el que un perro atraviesa la calle viendo al lado equivocado de la calle y de repente asoma un carro con las luces altas… ese instante en el que el perro voltea la vista, asombrado y totalmente paralizado, porque sabe que ya no le sirve de nada moverse, el golpe es inminente… y fulminante.

Cuando en las peliculas, series, o demas medios, hablan de “the one” y ese asunto de que “no te precoupes, ya va a venir alguien para vos”, siempre me rio, lo mas sarcasticamente posible. Pero no es por la razon que la mayoria cree. No me rio de la idea romantica de pensar en la persona perfecta, de ese amor instantaneo, de la magia y la quimica del encuentro con alguien especial. No, para nada. De lo que me rio, es de la idea, en parte occidental, y en parte absolutamente tonta… de que esa magia tiene que durar para siempre.

A veces, puede ser que por una noche, una cena, dos minutos… estes al lado de esa persona perfecta, ideal, maravillosa, absolutamente magica, con la que has soñado, o en la que tal vez ni siquiera has pensado, pero que realmente existe para ti. Pero esa persona no esta toda su vida recluida en una burbuja de entropia nula, solo esperando a que uno aparezca, o la detecte, para entonces empezar a vivir su vida. Todo lo contrario, esa persona tambien tiene su vida, sus sueños, sus ideales… sus fantasias y sus metas.

Tal vez ella fuera, o sea, perfecta e ideal para mi… pero yo no lo soy para ella. Tal vez yo diera la vida por venirme aca, causara mas problemas, o me sometiera a grandes riesgos para estar aca y buscar una forma para que se de algo entre nosotros. Pero, a lo mejor, ella ya se fue del pais por seguir al novio cuando apenas yo este viniendo aca. O tal vez, aun la alcance aca, pero su vida esta ya tan bien hecha, todo esta tan solido y funcional, que yo no podria entrar, ni a la fuerza, en su dia a dia.

Tal vez esto, tal vez lo otro. Probablemente nunca la vuelva a ver. Tal vez en un par de semanas o algo asi pregunte por ella, solo como un pequeño berrinche y luego deje el tema al olvido. Pero nunca la podre sacar de mi cerebro, de mi mente, siempre existira en mi vida como esa estrella fugaz que paso por mi cielo en una noche fria en Ginebra, Suiza, mientras estaba en un viaje improvisado que practicamente no hubiera tenido que hacer nunca.

Lo que si definitivamente puedo decir, es que una maravillosa… no quiero decir coincidencia… esta maravillosa sincronicidad (“la simultaneidad de dos sucesos vinculados por el sentido pero de manera acausal” Gracias, Carl Jung, por ese concepto) me motiva aun mas a trabajar duro para seguir con la idea de venirme aca. Si realmente pienso en conocer y probar algo serio con una mujer asi, tengo que ser yo el que me venga al entorno donde una mujer asi existe y se forma… no puedo, o debo, quedarme esperando en mi pequeño paisito centroamericano a esperarla.

Hace poco escribi en mi Facebook “If love is the answer, could you please rephrase the question?” Me encontre esa frase en un libro de tecnologia y me encanto. En este caso particular, me doy cuenta que no es una pregunta la que tengo que cambiar, sino una ecuacion: un conjunto de variables y relaciones entre las mismas, para lograr un resultado asi de especial.

+ Ginebra

Fuuu… I almost got lost on my way to CERN, but this really nice lady told me how to get there, so, I’m on my way again.

Also, is snowing! So I may die of frostbite on my way there.

———

I’m in CERN bitches!!! This is so great, it’s nerdvana; so many things to see here, so much information and knowledge… This is great!

———

Some dumb italian high-school-ers have joined me in the Microcosmos exhibit… Noisy, playful and without any interest in any of this… So sad. But, who knows, maybe one of this boys or girls could end in here in some years.

———

Me lo pase taaan genial en el CERN! No solo me sature de información súper genial, sino que aprendí mas cosas aun de las que no sabia sobre el lugar.

Ya de regreso en la casa, después de subir fotos y lavar trastes, vino Jenny del trabajo con materiales para cocinar.

Nos hicimos unas crepas, las mías daban risa, eran panqueques quemados, jejeje

Después vimos un par de episodios de Glee (believe it or not…) y uno de How I Meet Your Mother y ya… A dormir como a las 11 de la noche.

Mientras teníamos puesto Glee, estaba contestando mis mensajes de Facebook y ella chateando en su BlackBerry. Fue algo bastante cómodo y divertido, la verdad…

Para terminar mi día, programe mi vuelo para Londres, la ciudad que mas quiero conocer. Según yo, iba a ser a tiempo para huir de la nevada de acá, pero zaz que no, hoy amaneció nevando y en unos minutos voy a salir a caminar en la nieve!

Si realmente el frío esta afectando mi iPhone, fijo que en esta semana se me muere :-/ a ver que pasa…

20120131-110510.jpg

Ginebra

Voy en el tren a Ginebra. Torsten y Ana vinieron a dejarme a la estación justo dos minutos antes que saliera el tren. La eficiencia de estos sistemas es impresionante: entramos a la estación, Torsten me eligió el boleto, yo lo pague con la tarjeta, caminamos al anden y me subí al tren. Todo el proceso habrá llevado tres o cuatro minutos.

Ahora voy camino a juntarme con Jenny.

Es tan surreal todo esto: un día estoy en París, sintiendome aburrido por estar ahí; esa misma tarde estoy en Zurich, en la noche salimos a recorrer bares y luego; a la mañana siguiente, salimos a caminar antes de montarme a un tren que me lleva a Ginebra.

El almuerzo fue tan productivo. Ana me dio mas información y, nuevamente, buenas ideas para poder seguir con mi plan.

Ahora se que otras cosas necesito, donde empezar, como avanzar mas seguramente.

Y aun tengo Londres en mi to-do-list 🙂

La voy a parar acá para disfrutar un poco del paisaje suizo.

———

Primera parada: Bern

No sé porque me cayo un sueño asqueroso ahorita… Vamos a Fribourg y tengo que ir peleandome con el sueño para no caer dormido. Lo único que me falta es pasarme mi parada he ir a caer a saber a donde sin saberlo.

Definitivamente fue refrescante poder pasar casi un día hablando español con alguien conocido. Estar acompañando de verdad ha enriquecido el viaje, incluso aunque la visita fue corta. Esto me hace desear aun mas llegar a Londres 🙂

———

Segunda parada: Fribourg.

Voy a morir del frío! Ya estoy viendo nieve, cada vez mas y mas. En este momento, en Fribourg, esta lloviendo, pero no hace ni tres kilómetros, había nieve pareja por todos lados.

Esto va poniéndose mejor a cada kilometro 🙂

———

BTW, había olvidado comentar: en Zurich vi misioneros mormones, jeje. Ahí andan súper preparados: tenían un stand portátil, banners a los lados, trifoliares, panfletos, etc… Se nota que tienen para invertir…

———

Tercera parada: Lausanne

Hace unos minutos me quede absolutamente boquiabierto e impresionado: pasamos rodeando un lago enorme. No se cual será, pero la vista era impresionante; a ver si alguna de mis fotos le hacen algo de justicia a esa gran vista.

Ahora tengo a cuatro españoletes a menos de dos metros de mi…

Al parecer, el lago era el de Lausanne, pues el pueblo esta a la orilla, voy a confirmar el dato mas tarde…

———

Shit! Apenas me baje a tiempo en Ginebra. Afortunadamente, me encontré a Jenny rapidísimo y nos fuimos para su casa.

Nuevamente, lo suizo de la ciudad la hace mas apetecible y agradable para mi; claro que es de noche, mañana (bueno, hoy en un rato) vamos a ver como es realmente.

La compañía es fantástica, y se hizo evidente cuando resulto que íbamos a salir a cenar con mas amigos de Jenny y luego a tomar algo y (aunque no lo crean) bailar.

Cenamos impresionantemente bien. No solo comí bastante, sino delicioso, tome una buena cerveza y un excelente vino, la compañía fue divertida e interesante… En fin, una gran cena.

Los tragos y el baile fueron de lo mas gracioso, y nos pasamos mas de cuatro horas ahí, yo haciendo mi baile de M&M, el único que me sale, pero igual estuvo súper bien.

Ahorita, a dormir, aunque tengo una pizca de insomnio y creo que voy a usar mi inductor de sueño para facilitar el proceso.

Zurich

Ya en el apartamento de Torsten.

Esto es una mega aventura, calibre chapin. Están trabajando por acá, o hay algún problema, y en el apto solo hay luz en el baño y la cocina; el resto esta a oscuras.

De noche, y con lo nublado que esta acá, no se ni donde estoy, tengo que fijarme bien para ver como regresar acá y por donde ir a vagar tranquilamente.

Parece que vamos a salir a cenar y tomar mas de algo así relajadamente, cuando este afuera miro como avanzan las cosas, pero esto es realmente bueno.

———

Salimos con Torsten y un amigo de Jenny; estamos en el tercer bar y ya voy cruzado de chela con whisky y mas chela. Apenas llevo 5 horas en Zurich y ya me gusto mas que una semana en París… Tal vez sea porque la ciudad es mas tranquila y pequeña. Vamos a ver si mañana de día sigue el sentimiento…

BTW, mañana miro a Jenny! Yey!

———

Lo mismo que en París, pregunto: como puede una mujer usar minifalda a 3 grados? Con lluvia?

Estoy viendo acá mas minifaldas que en París

———

Esto esta alegrísimo, no barato, pero para el nivel en el que estoy, de sobra es un buen precio 😛

———

La una de la mañana y seguimos dándole a las chelas 😛 I may like Paris, but I really looove Zurich 🙂 It must be the company

———

Ya de regreso, después de una buena caminada bajo la lluvia y en el frío, estamos en el apto. Al parecer ya funcionan todas las luces, así que estamos tranquilos. (Nop, hay luz, pero no hay internet, ni cable… Fack!)

Mañana, vamos a amanecer temprano para salir a caminar y conocer lo que se pueda de la ciudad, antes de agarrar camino a Ginebra 🙂

———

Una pequeña pausa antes de dormir.

Me siento tan a gusto acá. Aunque no entiendo nada del idioma, me siento súper bien en el lugar. Tal vez sea la mezcla de estar con personas con las que puedo hablar en español sin problemas o limitaciones, tal vez sea el ambiente diferente a París, pero el punto es que Zurich se siente mas acogedor, y al mismo tiempo, totalmente nuevo.

Espero poder publicar esto hoy mas tarde, sábado, cuando regrese la señal de internet a la casa; si no, tal vez desde Ginebra, donde Jenny…

———

Yey! Todo funciona y estamos en linea 🙂

Ya me empezó a caer por lo de “aburrido en París”… Que poco sentido del humor tiene la gente, jajaja

Otro salto

Otra vez en un aeropuerto 🙂

Esta vez, camino mas al Oriente… Y al centro: mi destino inmediato es Zurich, para juntarme con Torsten, el hermano de Jenny, una gran amiga de mis épocas de estudiante, no de la universidad, sino de la consciencia humana.

Si pudiera poner el dedo en lo mejor y mas positivo de este viaje, hasta el momento, seria justamente eso: poder reunirme nuevamente con Jenny después de tanto tiempo.

Hasta donde puedo recordar, ya han pasado casi 10 años desde la ultima vez que nos vimos. Supongo que es demasiado tiempo para estar desconectado de alguien, sin embargo, ese encuentro lo coordinamos apenas en unas horas, el retraso fue por no tener teléfono.

Nuevamente las magnitudes. Salir de París me llevo casi el mismo tiempo que entrar. La ciudad es tan grande. Y este aeropuerto, Orly, que es pequeño para los estándares locales, es fácil el doble de tamaño que el de Guatemala.

———

Listo, ya pase el chequeo de seguridad, siempre un rollo eso de quitarse zapatos, cincho y poner todo en la bandeja…

Me quedan nada mas dos horas de espera para salir camino a Zurich, la primera parte de este segundo salto.

Acabo de darme cuenta que perdí mi gorra :-/ una buena excusa para comprarme una, jeje

Como sea, lo importante: estando en Europa, es tan fácil moverse adentro. Desde mi hotel en París, usando mi teléfono, compre el boleto a Zurich. Estando ahí, agarro un tren a Ginebra; luego, otro avión a Londres; y por ultimo, otro tren (o avión, lo mas barato) de regreso a París.

En este viaje voy a meterme mas millas en aviones y trenes que en los últimos cinco años juntos.

Oyendo a Collective Soul mientras veo a una nena como de un año intentando caminar, con los aviones en la pista de fondo… Es una buena forma de esperar dos horas para mi siguiente vuelo.

La idea de venirme permanente a Europa es realmente fuerte. Si lograra encontrar condiciones favorables en Londres, podría quedarme de una vez, pero no quiero ilusionarme mucho al respecto; el eterno realista frenando desde el principio al pequeño soñador…

Aunque debo aceptar que España seria lo mejor por ser “mas fácil” en lo que al idioma se refiere, fijo no me llama la atención tanto como para tenerla de objetivo permanente. Tengo mis ilusiones puestas en Londres, no sé porque… Bueno, si lo sé, todo ese residuo de mis novelas de espionaje, la fascinación de mi papá por James Bond, la idea del Imperio… El estilo victoriano… En fin, la única ciudad que me atrae mas que Londres en Europa es Moscú, pero ese cambio si seria demasiado fumado.

Otra cosa interesante: la mitad de la gente acá usa Mac. No es como en Guate, que es evidente que Mac tiene solo el 10% o 15% del mercado.

Iba a decir que tal vez fuera por estar en un aeropuerto, pero no es cierto; en el hostal casi dos tercios de toda la gente con laptops tenía MacBooks, y ocho de cada diez tenía un iDevice.

Tal vez esa seria una buena forma de entrar acá, con un servicio / negocio orientado a usuarios de Mac… Mmm vamos a analizar la cosa.

El siguiente paso…

Una semana.

Ese es el tiempo que llevo fuera de mi casa, en esta aventura que ha resultado espectacular.

Hace una semana exactamente, estaba caminando para llegar al Hard Rock Café de México, para almorzar por mi cumpleaños.

En este tiempo, tan relativamente corto, creo que he conocido a mas gente que en todo el año pasado, y definitivamente mucho mas interesantes.

Este es mas o menos el orden: en México, un marero reformado que vende dulces en el metro, un par de chavitos aprendices de magos y un vendedor de colonias; en Londres, un estudiante mexicano de Guadalajara que viene a hacer practicas para graduarse de la U; y ya acá en París, una editora inglesa, de familia hindú, un estudiante universitario brasileño, de familia siria, una abogada corporativa inglesa, un ingeniero australiano, un alemán que no se que hacia, un agente deportivo macedonio y un chileno, que tampoco se aun que hace.

¡Y esa es solo la gente con la que he hablado o compartido cuarto en el hostal! Aparte han sido las personas que he encontrado en la calle y negocios, como el barista chileno, uno que hace crepas que es de Túnez, una que prepara paninis, también hindú; turistas japoneses, chinos, mexicanos, argentinos (la argentina que me tomo la foto en el arco :P) y la reclutadora francesa (suspiro).

En estos pocos días he estado expuesto a tantos acentos, culturas e ideas… ¡Las ideas! Algunas conversaciones han sido cortas, otras larguísimas, pero todas cargadas de ideas y planes; posibilidades.

No siempre puedes conseguir lo que quieres; pero con suerte, puedes conseguir lo que necesitas.

Ya que no conseguí lo que quería, estoy recibiendo lo que necesito… Y eso que es? Fé en la humanidad, creo. Una vista rápida, apenas un pequeño pestañazo, de la variedad multidimensional de personas y personalidades que hay en el mundo, fuera de esa pequeña reserva de humanidad a la que llamo mi país.

¡Ah! Eso también: extraño mi país, supongo que debo admitir no solo que me hace falta, sino que me gusta, comparado con ciertas particularidades de estas ciudades extrañas.

Pero mi viaje esta aun en la etapa inicial. Hoy confirme mi segundo salto, el cual me llevara a una nueva ciudad, país y cultura, pero con viejos amigos a los que no he visto desde hace rato.

Estoy recibiendo mucho, mucho mas de lo que esperaba en ese viaje… Y aun falta tanto por explorar y conocer; al menos tres ciudades mas, todas ellas llenas de posibilidades 🙂

… Y ya …

Ya estuvo. Así, como si nada… Fui, pero no pude entrar.

En estos momentos estoy algo desilusionado, un poco triste… Aliviado podría decir también… confundido y absolutamente entumecido.

Lo desilusionado es por el sueño. No era el sueño de una vida, pero si le había puesto un poco mas de un año de gastos, esfuerzo, coordinación y ayuda para llegar hasta acá. Simplemente no fue suficiente.

Lo triste, es puramente la perdida del objetivo. “¿Y ahora?” va a ser la pregunta que mas escuche en el resto de la semana; no solo de los demás, sino de mi mismo, la persona mas molesta de todas.

Aliviado, porque teniendo una respuesta, para bien o para mal, ya no hay dudas o ansiedades. Si o no, y ya. Creo que lo confundido va en medio, agarrado con una mano de lo desilusionado; y con la otra, de lo triste.

Lo entumecido no me lo esperaba. Tal vez sea cansancio mental. La tensión de pensar, planear, hacer, el shock de viajar por día y medio para esto.

N siquiera llegue a probar si podía ser bueno en… Después de mi primer examen, me separaron del grupo, junto con otros cuantos que no nos veíamos tan bien como los demás, nos agradecieron el interés y el esfuerzo, pero nos lo dijeron así de sencillo: “no”.

No obtuvimos mayor información al respecto de cual era el problema de cada uno, pero hablando entre nosotros, el pequeño grupo que quedo fuera… Digamos que realmente los estándares son altos en el lugar, lo cual únicamente aumenta las ganas de entrar, por el prestigio que se adquiere al decir “estuve ahí, soy uno de esos pocos”.

Bueno, no puedo decir que no lo supiera. Había leído / oído por ahí que uno de cada nueve o doce son los que llegan al final. Obviamente, en cada paso de la selección se van eliminando poco a poco a los que no están aptos. Creo que la tristeza es mas por lo rápido que me tronaron.

Nietzsche diría que esta tristeza se debe a una incapacidad de aceptar y adaptarse. No se si sea mi retorcido mecanismo de defensa para tratar de sentirme mejor.

Como sea, mi plan B arranca en unos días entonces: visitar a un par de personas por acá, seguir conociendo y disfrutando el lugar, lo mas posible… Luego, seguir adaptandome, planear mejor, probar otra vez…

Try again, fail again… Fail better