Stoopid fleshbag

Vaya día… después de una profunda y útil platica ayer con la colocha, el resto de mi día fue tranquilo… en la noche regresamos al ritmo de los documentales y un poco de liquido espirituoso para animal el animo…

Pero hoy… hoy fue un tanto diferente. Me desperté temprano para ir a la media maratón de la muni, los 21Km de la Ciudad de Guatemala… básicamente para acompañar a Daniela mientras Alex corría.

Y ahí empezó la cosa, supongo. Me sentí tan raro, y mal, por ir a ver a alguien correr… supongo que fue como una metáfora de mi vida como la he visto últimamente: estoy ahí solo para ver a los demás hacer algo. Me sentí tan triste, tan… vacío.

Supongo que es normal sentirse de bajón de vez en cuando, verdad.. pero, ¿tan seguido? ¿por cualquier cosa? Hace apenas un par de noches hice el comentario de no estar muy de acuerdo con volver a las pastillas, aunque el argumento a favor de las mismas fue simple y bueno: ¿que tal si de verdad las necesito? ¿Por que negar que pueden ser una parte de mi dinámica? Entendí el punto y de donde venia… pero aun estoy con la intención de verlo desde otra perspectiva.

Al regresar de la carrera, no pude evitar dormirme. En parte por el desvelo, pero también por una sensación de extraño cansancio y deseo de desconectarme. Lo primero que pensé fue que mi cansancio era absolutamente ridículo: ¿por que iba a estar cansado si no había hecho nada? Y, al hacerme esta seria pregunta, recibí una simple y un tanto fría respuesta: estoy cansado de esta vida. No estoy cansado de vivir, sino de esta forma de vivir…

Justo en este momento quiero irme a dormir; pero por un lado, casi podría decir que tengo miedo de lo que iré a soñar… y por el otro, pienso en lo inútil de irme a dormir si mañana tengo que despertarme otra vez a lo mismo. Y no me refiero a mi trabajo, sino a mi vida como conjunto.

Leyendo The Singularity is Near y viendo The Animatrix por la tarde, después de almorzar, no puedo evitar pensar en lo absolutamente insignificante que es mi papel en la gran escena de la vida. Tal vez pude haber hecho algo mas, tal vez no. Tal vez pude vencer los obstáculos, tal vez me derrote yo solo. Sea como sea, estoy aquí, cansado, con el único deseo de desconectarme, cambiar… seguir, pero en otro lado, haciendo otra cosa…

Advertisements

Shiiit

Shit

No se me ocurre una mejor forma de empezar este post.

Claro que, después de una buena conversación con una amiga de verdad especial, las cosas se ven mejor que al principio… pero voy a mantener el sentimiento unos minutos mientras escribo esto.

Al venir para acá directo de la oficina, no pude evitar rumiar horriblemente mis pensamientos, mis dudas y, porque no decirlo, mis miedos.

En el momento mas bajo, o profundo, o tal vez oscuro, de mi espiral descendente de pensamiento llegue a decirme: “no me imagino viviendo un año mas”. Y no es por lo frustrante de mi trabajo o lo triste y malo de mi vida, etc, etc… no, nada de eso… la triste y simple verdad es que estoy hastiado; total, completa y absolutamente hastiado.

Creí que mi viaje y la oportunidad que buscaba serian la solución perfecta para esto. Sin embargo, con los inconvenientes que tengo ahorita para realizar mi plan, seria un desperdicio ir… aparte que realmente las condiciones no se prestan en este momento.

Pero ¿que va a pasar cuando al fin pueda ir? ¿O si al final de cuentas no puedo ir? ¿Puedo pensar en mi mismo como aquella águila del cuento que se crio entre gallinas? No es solo que sea un patito feo… es que también soy algo bestia… o al menos tengo la mala costumbre de tomar malas decisiones.

En fin, venia pensando que simplemente no puedo encontrar un trabajo que me apasione, porque esos trabajos no existen… al menos no en este pueblucho al que llamamos “país”. Y le tengo que dar la razón a todos los que ya me lo han dicho: mi vida no va a mejorar perceptiblemente hasta que no me vaya de acá.

En fin. La oscuridad se disipo, y el sonido de la lluvia me esta dando sueño… aparte que tengo que leer, estudiar, distraerme e informarme en media hora, o menos.

Lo dejo acá, pero no sin antes dejar claro que mi actual tranquilidad se la debo a una platica telefónica, no al hecho de estar escribiendo esto…

…pause…

A ver, las cosas terminaron así: luego de una semana de desempleo, ya tengo trabajo. Un trabajo totalmente diferente a los anteriores, para el cual tengo una parte de los conocimientos y habilidades, y la otra parte debo adquirirla, rápidamente, sobre la marcha.

Afortunadamente, como siempre, tengo los medios a mi disposición: no solo fuentes de información personales, sino también electrónicas. Mucho material para leer, investigar y, lo mas importante, proponer y desarrollar.

Predigo que al menos el primer mes va a ser realmente duro: hacer muchas cosas por primera vez, mientras voy conociendo y ordenando un departamento que, básicamente, me dejaron ahí tirado y que tengo que levantar y mejorar al mismo tiempo.

Pero esto es solo lo obvio, lo físico… lo real, por así decirlo. Debajo de esta capa, hay muchos contenidos y elementos moviéndose, chocando, generando energía, y no puedo dejarlos a un lado sin analizar.

Lo primordial y obvio es mi viaje. Ahora que tengo un nuevo trabajo, no puedo viajar en la fecha que lo tenia programado. Claro que ya había hecho observaciones al respecto y realmente creo que es lo mas conveniente. Voy a poder enfocarme por mas tiempo en la recuperación de mi tobillo, el cual se esta portando de una forma traicioneramente mala y me esta causando problemas de verdad. Aparte de eso, espero poder dejar ya terminado y eliminado el problema ese que vengo arrastrando desde hace rato y que es mi freno universal para cualquier plan que quiero realizar.

La motivación se mantiene… y de alguna forma quiero pensar que estoy en un rol equivalente o similar al que quisiera ir a desempeñar por otros lados: Tengo la oportunidad de estar en un puesto en el que puedo proponer y realizar cambios en beneficio de otras personas. Espero poder realizar esto de la forma mas rápida y efectiva posible, no solo para justificar mi presencia y el cambio en el lugar, sino también para poder mantener ese tono motivacional dentro de mi y mantener viva la llama de mi propio cambio.

Y bueno, como toda moneda tiene dos caras… el otro lado de esta situación es que estoy asustado. Yo sé que me faltan conocimientos y mas experiencia… se que tengo las ganas y el apoyo a mi alrededor para superar los obstáculos… pero, como siempre, es aquella frase que me gusta usar: me siento como un fraude a punto de ser descubierto… como siempre, como otras veces… lo bueno de este patrón es que lo puedo reconocer como tal y no dejarme llevar por ese temor o nerviosismo que genero…

Supongo que puedo tomar esto como una pequeña prueba de cambio y enfoque previo a mi gran cambio y mayor enfoque, ¿no? Al menos quiero pensar eso para seguir dándome ánimos…

Holy Crap!!!

Las cosas que me pasan… no son tan diferentes de las cosas que pueden pasarle a cualquier otro. La diferencia esta en la percepción, no en el hecho.

Zaz que, el viernes pasado, 12 de agosto, hace ya 5 días, luego de un par de correos y una conversación perturbadora, me echaron de la oficina. Por teléfono, a control remoto… simplemente me dijeron que siempre gracias, que ya no llegara mas…

Mi primer reacción fue de indiferencia, luego alegría, luego temor, luego decisión, luego duda… y después de eso ni sé que mas paso por mi mente.

Las cosas en mi cabeza están pasando horriblemente, creo que esa es la mejor forma de describirlo. Tengo dudas, fuertes dudas, respecto al viaje; luego estoy totalmente convencido por el mismo… luego digo que no, simplemente fui un idiota al pensarlo; después, claro, estoy convencido que fue la mejor decisión que podía tomar.

Un buen amigo me consiguió una entrevista para un trabajo bastante rápido, ayer martes. Hoy miércoles fui a la segunda entrevista de esa misma plaza… es algo un poco jalado, pero perfectamente bueno. Pasarme una semana sin trabajo para ir a caer a una aventura laboral e intelectual seria de las mejores cosas que podrían pasarme, ¿no? Claro, a menos que secretamente solo quiera huir e irme de aquí…

Si esto es cierto, este gran trabajo que podría caerme va a ser fatal, un desperdicio y voy a fracasar en el. Así que me voy, y a ver que pasa… ¿que va a pasar, que podría pasar? Lo que va a pasar es que voy a fallar, porque voy con demasiadas dudas, no voy preparado, eso no es para mi.

¿Entonces? No solo regreso derrotado, endeudado, y abatido… vengo a toparme con que no tengo trabajo y me va a costar muchísimo encontrar uno. Hubiera tomado ese trabajo que me habían ofrecido y lo hubiera aprovechado…

SHIIIIIT!!! ese es el ritmo de mi mente en estos momentos… y así he estado desde hace ratos, simplemente se va agudizando poco a poco, día a día… como darle una vuelta diaria a un gran tornillo… poco a poco va entrando, apretando mas…

Hoy simplemente llegue a la conclusión mas tranquilizadora: no esta en mis manos ya la decisión. He avanzado tantos pasos en las dos direcciones, que el balance de mi dirección será el que incline la balanza. Lo que el destino me muestre va a ser el resultado de quemar la vela por los dos extremos.

Y encima, no escribo. En vez de haber puesto esto hace 5 o 4 días, cuando debí hacerlo, estoy haciéndolo hasta ahora… y casi no lo hago tampoco por ir dis-que a dormirme.

Me pregunto seriamente: ¿esto mismo le pasa a las demás personas cuando están tan cerca de una gran decisión o acción? Tengo la sucia y horrible sensación que no, que esto solo me pasa a mi, porque todos los demás si saben lo que quieren y como lograrlo, no como yo, tonto yo, pobre yo…

Great minds have purposes, others have dreams

Yo soy uno de los otros, de esos que solo sueñan. Y aun así soy malo.

Estoy en un real mal momento de mi mente. En estos momentos estoy dispuesto a sabotearme yo solito solo para demostrar lo malo que soy y puedo ser… Y esto, justamente, es lo que ya he hecho en tantas ocasiones anteriores… ¿Como romper el ciclo? Pues rompiéndolo, ¿no?

No sé que quiero, y digo que cualquiera de las dos cosas que salgan las voy a aprovechar al máximo; cara o escudo, no importa, pero que salga algo ya… ¿Y si ese es mi reto real? ¿aprender a aceptar las cosas como vengan en vez de luchar por tratar de controlarlas? Quien quita y a lo mejor esa sea la gran lección de vida que tengo enfrente.

Pero no puedo evitar ver hacia arriba, ver a los demás, a los mejores… no puedo evitar querer volar como ellos…

Oscar Pistorius

¿Sera que realmente puedo ser así? Si enfoco mi obsesión… si me enfoco… si, al fin, después de todo este tiempo, dejo de estar tan disperso y me enfoco… tal vez entonces lo logre.

Siento que solo estoy siendo ya horrible y aburridamente repetitivo… de verdad me estoy aburriendo de mi mismo… y hoy oí esta frase que me pareció tan acertada como autodiagnóstico:

“I don’t know if … is homicidal, suicidal, neurotic, psychotic, or just plain broken. ”

¿Que elegirían Uds. de esta lista? yo me inclinaría por la tercera o la ultima opción… aunque realmente adoraría que fuera la cuarta… tendría un poco mas de elegancia, la verdad… but, alas, that can not be, for I’m not that… peculiar.

Pobre la persona que genere o active mis proyecciones… le caería implacablemente una lluvia de azufre por mi parte…

Pathetic mode OFF

Transmission ends