Weekend la-la-land style

¿Y entonces? Todo salió de lo mejor el sábado. Luego de jugar y dormitar un rato, salí a juntarme con Lucia y Paula… y logramos improvisar lo suficiente para que llegaran Karen y Jimena también. Fue de lo mas divertido, la verdad, ver a las dos niñas jugando y hablando y haciendo travesuras, mientras las mamás trataban de relajarse y seguirlas vigilando. Aprovechamos para molestarnos de muchas formas y para darle impulso a una idea planteada una semana antes: una reunión.

Luego de despedirnos, supuestamente solo iba a ir a dejar a Karen a su casa, para luego reunirme con Alex… pero no termino así la noche. Una pregunta llevo a otra y, cuando me di cuenta, ya eran como las 9:30, estábamos de los mas cómodos en el sofá y nuevamente estábamos teorizando sobre los cimientos de la vida y nuestra percepción de los mismos.

La verdad debo decir que esa platica fue mucho mas útil y constructiva que ir a la inauguración de un restaurante. No me mal interpreten, también me la paso bien con mis amigos, en especial con Alex, pero una cosa es andar con el y otra cosa es andar con el y sus amigos… aparte que no hay muchas personas que puedan competir con Karen en cuanto a calidad de compañía, si vamos a eso.

En fin, no es ese el punto. Llegue a mi casa a media noche directo a dormirme. El domingo, tristemente, no logre hacer mayor cosa en lo que a movimiento corporal se refiere, salimos a almorzar (y de que forma) y regresamos a la casa para divertirnos un rato y luego ver y comentar un poco el primer capitulo de “V”. Al regresar a la casa, pase por los equipos que necesitaba ir a instalar hoy para aquel “otro” trabajo.

Y hoy en la mañana, el caos. No dudo que los transportistas habrán tenido sus razones para actuar como actuaron… pero honestamente, a mi que me importa. Por suerte, no me interfirieron demasiado. Me retrasaron, pero no me detuvieron. Y todo salió a pedir de boca del día de hoy. Todo funciono como debía… claro que dos horas después de que llegue, porque eso se tardaron en terminar lo detalles de las configuraciones en el nuevo servidor.

Pero simplemente, son esos detalles que le dan sabor a la vida. No deje de hacer nada, pude dormir casi dos horas mas, todo salió bien… y aquí estoy, tranquilo, positivo, pensando en mi cena y mi dormida de hoy… mañana, nuevamente a madrugar, y a tratar de maximizar mi tiempo en la computadora… que serán aprox 16 hrs, tal vez mas.

No he avanzado nada de nada en aquella otra área… obviamente, me encontré con una fuerte resistencia, lo cual debería decir que debí haber anticipado… pero, aunque no lo predije, no me sorprende en lo mas mínimo… simplemente, así es como funcionan las cosas entre nosotros… esa es nuestra dinámica.

Acabo de perder la oportunidad de coordinarme con Tanya… y debo decir que me parece un poco preocupante saber que Debbie no esta al 100%… no sé como levantarle el animo.

¡Ah! Y como pude dejar esto de ultimo: hoy recibí una gran alegría de la fuente menos esperada: una constelación de estrellas azules vino a dibujarme una sonrisa, no solo en la cara, sino en el alma… Y ahora, me despido, voy a buscar una lechuza… shhh, jajaja…

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s