Tiempo…

A veces, eso es todo lo que se necesita. Para que una semilla germine, para que un animalillo nazca… para que un edificio se derrumbe, solo hace falta tiempo.

Y bueno, eso es lo que mas hay. Estoy seguro que hay mas tiempo que espacio, así que todo, eventualmente, se derrumbara y desaparecerá, regresando a su forma primigenia, a ese estado natural, previo a la intervención humana. Como que he estado viendo mucho de Life After People, verdad?

Tengo una rara sensación… recuerdan aquella metáfora de las serpientes que usaba antes? como sentía que se enroscaban, se enredaban unas con otras? No quisiera admitirlo pero… al parecer, la sensación ha vuelto.

Es perfectamente justificable. Estamos a un paso, pero literalmente uno, de emprender una gran y nueva aventura, una de esas historias que, con el tiempo, serán material de leyenda. Dejando a un lado mis locos planes para estos 12 meses, ya casi había desechado esta posibilidad… y ahora resulta que regresa de la cripta del 2009 para pararse frente a nosotros como una probabilidad muy alta.

Estoy emocionado y feliz, claro. La perspectiva de un nuevo frente siempre es interesante. Sin embargo, no puedo obviar esa sensación que siempre me da, aquello de la ansiedad de anticipación, o como se llame.

Esta semana esta presentando retos y eventos que estaban totalmente fuera de lo que había calculado. Debo admitir un grave error de juicio por mi parte, pues no espere que estas situaciones se me presentaran ahorita… bueno, no las tenia siquiera a mediano plazo, mucho menos explotandome en la cara. Nuevamente, he fallado.

Apenas es martes, y ya voy recibiendo como cinco sorpresas… esta semana esta compitiendo fuertemente para declararse la mas intensa… lo cual tiene cierta lógica, si pensamos que son los últimos días que tengo 32. Si esto es un indicador de lo que me espera en los 33… bueno, digamos que esa broma acerca de mi crucifixión empieza a ser menos graciosa… o, al menos, menos broma.

Pero sin importar lo que se venga, la simple idea de vivir, de experimentar… es tan embriagante y tentadora…

Estaba intentando elegir mi canción del día, pero no logro decidirme entre Canción Animal o Corazón Delator, ambas de Soda Stereo.

Como que me trabo mucho con la musica, verdad?

Y, además, ya perdí el hilo narrativo… hay sigo en la casa…

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s