…In the beginning…

Vaya forma de empezar el año. Fuerte, intensa, pero dinámicamente entretenida.

Hoy, así como la semana pasada, tuvimos una pequeña y sencilla cena, sazonada con un par de vinitos. Luego de pasar por la obligatoria serie de temas intrascendentes y mundanos, avanzamos hacia temas mas personales y profundos.

Extrañamente, llegamos a un tema que no hubiera pensado nunca que íbamos a tocar; una pequeña y casi insignificante, pero no por eso intrascendente, experiencia de hace ya varios años… y vine a enterarme que la situación fue distinta a como la tenia en mis recuerdos; es decir, las cosas pasaron distintas a como las recuerdo. Si fuera alguien mas, dudaría de la veracidad de la afirmación, pero tratándose de esta fuente… wow… simplemente, wow.

¿Que otras cosas hay en mi mente que no fueron como las recuerdo? Esta es una pregunta realmente trascendental y profunda, pues me hace reinterpretar una parte significativamente importante de mi pasado… y, a la larga, me obliga a reinterpretar TODO mi pasado. Claro que acá alguien podría decir que estoy pecando de exagerado en mi afán por pulir mis recuerdos… pero es que son mis recuerdos los que me han traído hasta este punto; así que, si no puedo confiar en lo que tengo en mi mente, ¿en que puedo confiar?

Dejando atrás estas dudas existenciales, debo decir que estamos empezando el año con el pie derecho… y dando un salto. No se trata solo de mi, se trata de mi mundo completo. Empezamos este año con una pequeña interpretación de la vida, mi vida; con una seria y elaborada discusión de las actitudes que vemos alrededor; con un certero y preciso golpe al ego y… bueno, con una sacudida anímica.

Hoy logre poner en palabras uno de esos deseos que tengo ahí guardados… uno de esos deseos que pienso muchas veces antes de comentar. Y, maravillosamente, me di cuenta que logre compartirlos con la persona adecuada. Me gustaría, realmente me fascinaría, poder compartirlos también con alguien mas; aun no se porque quiero abrir esa big bag of freak con esta persona en particular… pero se que, no solo no es el momento, sino que de verdad no entendería ni rosca de lo que le comentaría, así que debo mantenerme circunscrito al nivel en el cual estoy ahora.

Esta transición del tener al ser que he querido manejar en estos meses ha sido… ¿grandiosa, espeluznante, útil? no se ni que palabras usar. Después de la conversación de hoy, sé que es algo de gran importancia, pero no sé en que dimensión colocarlo, como etiquetarlo.

Graciosamente, no logre aguantarme el deseo de comentar esa idea que tenia flotando en la mente; esa idea que esta ahí, a punto de materializarse en unos días, en cuanto me digan “si” (bueno, algo mas elaborado que eso, pero que se reduce, a la larga, en un “si” o “no”). Para darles a todos ustedes un toque de suspenso, quiero decirles que esta idea esta compuesta de tres palabras, las cuales no tienen gran sentido a menos que se unan apropiadamente:

______

___________

________

Es prácticamente una contradicción en todos los sentidos. Es un rasgo fuertemente inculcado de mi pasado, pero también algo que he tratado de combatir con todas mis fuerzas en el presente. La gran duda de toda una vida, junto con esa certeza de saber, sin necesidad de necesitar una comprobación. Y bueno, la posibilidad de usar ese conocimiento como una herramienta.

Es solo un paso en el camino que tengo pensado recorrer este año. Como algunos de ustedes habrán pensado ya, este año llego a ese numero significativo de años, ese numero que deberíamos todos de aprovechar para encontrar un significado mas profundo a nuestras vidas, dado que es un numero que nos relaciona, momentáneamente, a una gran figura histórica. Este año espero dedicar una significativa parte de mi tiempo y esfuerzo a estudiar un tema que muchos consideran que no me importa, pero que, realmente, es lo que considero que es más importante de entender en esta vida.

Sin embargo, en la medida de lo posible, voy a hacer lo posible por trascender este “amarre” y no limitarme a una tendencia en particular, sino a explorar desde distintos puntos de vista, esta faceta trascendental de nuestra experiencia humana.

Pero en este instante, no puedo dejar de pensar en esa incongruencia entre mis recuerdos y los recuerdos de Karen. Honestamente, me siento bastante tonto, pero no puedo dejar de pensar en el hecho que mis recuerdos estén tan distanciados de la realidad que ella reporta. Una parte de mi acepta su palabra y reconoce que hay elementos veraces en su testimonio; otra parte, simplemente se niega a tomar como valida esta declaración, y tercamente dice “yo no pude decir eso”. Nietzsche decía que cuando hay un conflicto entre la memoria y el orgullo, la memoria cede… pero en este caso, no es mi memoria, sino la de Karen… y ahí hasta mi orgullo siente el impulso de ceder frente a esa memoria… así que estoy en una situación severamente problemática.

En fin. Después de pasar tantas horas alegres e interesantes, no puedo sentir nada negativo. Me fascina que me hagan pensar de esa forma, así que no puedo alegar después de recibir algo que me gusta, no seria justo. Y, ya que tengo sueñito, y es posible que me tenga que levantar temprano para que vayamos a desayunar… la dejo acá para irme a dormir.

Dosvidaniya!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s