Bye bye 2009…

Y… se va, se nos termino el 2009.

Haciendo un justo recuento de este periodo de tiempo arbitrariamente determinado, debo decir que termino muchísimo mejor de lo que hubiera podido desear a finales del 2008…

Había pensado hacer algún tipo de recuento de cuales fueron los puntos mas relevantes de este periodo, pero luego pensé… para que? Aunque es cierto que compartir las alegrías las aumenta y compartir las penas las reduce, no hay necesidad. Gracias a estos apuntes que llevo acá, el recuento se ha ido actualizando día a día, en el momento… sin contar que tooodo el mundo sabe perfectamente que ha sido lo mejor para mi en estos 12 meses.

Asi que, ya que estoy en el trabajo, con una compu prestada/hackeada, navegando de incognito en nuestra red, no voy a alargarme demasiado y unicamente los dejare con este sencillo mensaje, para que lo tengan en cuenta al momento de hacer su lista de propósitos para el 2010.

Fear less, hope more; eat less, chew more; whine less, breathe more; talk less, say more; hate less, love more; and
all good things are yours.

Best christmas ever…

Como lo habia pensado… fue realmente una excelente, impresionante, navidad.

Aunque hubo un pequeño retraso en el inicio del compromiso, no fue nada del otro mundo… practicamente, todo paso como lo habia planeado.

La principal ganadora de toda esta festividad fue Jimena: recibio una cantidad impresionante de regalos. Hubo un momento en la noche, en el que la pobre niña estaba hiperventilandose de la emocion de tener tantos regalos que abrir y con los cuales jugar.

En cuanto a Karen… bueno, no se quedo atras. Tal vez haya recibido menos regalos, pero le fue igual de bien que a Jimena. Tambien se emociono muchisimo con su regalo, al cual le faltan unos pequeños detalles de actualizacion, pero ya esta 100% funcional.

Y yo… bueno, recibi justo el regalo que queria: poder estar ahi, compartiendo toda esa alegria. Esta vez, realmente, logre vivir la felicidad de dar. Y debo decir que fue algo impactante y embriagante.

Asi que, como esperaba y deseaba, vivi la mejor navidad de mi vida. Luego de la alegria y emocion de los regalos, vino una pequeña y sencilla cena, horas de conversacion acompañadas por una buena pareja de vinos. La conversacion fue poniendose cada vez mas seria y mas profunda. Avanzamos y retrocedimos en el tiempo, exploramos nuestras mentes y corazones… tuvimos una gran charla, como casi siempre son nuestras conversaciones.

Y lo mejor de todo, el dia no termino ahi… Apenas nos dimos una pausa de 5 o 6 horas y nos volvimos a reunir, para ir alegremente a desayunar y luego pasar el resto del dia jugando… dormimos un rato y luego a seguir, hasta que regrese aca.

Exceptuando las horas de sueño, pase casi 24 horas con las colochas, y disfrute cada minuto.

No puedo dejar de sonreir cada vez que oigo los comentarios de las personas a las cuales les conte lo que hice entre ayer y hoy. Definitivamente mis amigos (hombres) no me entienden, por mas que tratan de ponerse a mi nivel. En cuanto a mis amigas… bueno, no he tenido tiempo, o mas bien, la oportunidad de hablarles… ya veremos que opinan cuando (si es que) se enteren.

¿Como estuvieron sus navidades? Si estuvieron la mitad de buena que la mia, han de haber sido fenomenales… Espero que hayan tenido una navidad asi de buena… ahora, a lo que sigue, Año Nuevo…

Minutos

Eso es lo que falta para salir de acá, de mi casa, e ir donde las colochas.

Prácticamente llevo mi navidad en una caja, así que podrán entender porque me siento nervioso… ansioso, incluso.

No es que considere la mas mínima posibilidad que algo salga mal, no, nada de eso… es solo que quiero que sea ya. Quiero que ya sea la hora de salir de acá, de ir para allá, de preparar el escenario para nuestra obra de hoy…

Siempre me sorprende como esto de la espera des-espera… la desesperación es inversamente proporcional al periodo de espera: teniendo un día entero para quemar, estaba tranquilo, ilusionado, que aun faltaba tiempo para el gran día… ahora, estando a minutos de nuestra reunión, siento ese nerviosismo previo cada vez mas fuerte.

Tengo planeado salir de acá de mi casa en media hora, para irme tranquilo manejando y estar listo a las 6… Con suerte, todo saldrá bien, incluso mejor de lo que he estado planeando… Ya veremos que pasa.

Just a big pile o’ suck

Sentado en la sala, a la par de mi papá, viendo el techo, oyendo el estupidísimo cu-cu, sintiéndome lleno por un tamal y tomando mi taza de te, mientras intento ignorar los comentarios de mi mamá: el escenario perfecto para descubrir porque no me gusta la navidad.

Había pensado escribir “odio” la navidad, pero eso seria exagerado. No tengo nada en contra de, simplemente no me gusta, no le encuentro el sentido y me frustra no entender porque todos se emocionan tanto por este día en particular… pero acabo de descubrir porque.

Y la razón es de lo mas sencilla: es una fiesta familiar, y es necesaria la alegría e inocencia de los niños para sentirla al máximo. Con solo unos segundos invertidos en recordar los fines de semana anteriores, puedo revivir esa chispa de la magia navideña, recordando como Jimena se emociono al armar el árbol, poner las luces, hacerle su tarjeta a Santa… fue impresionante ver como la niña estaba feliz pintando la tarjeta, sin importarle en lo mas mínimo pedirle algo a Santa. Estaba tan feliz con su marcador de brillantina, que las promesas de juguetes por parte de un señor barbudo que no conoce no le importaron mucho.

Eso nos hizo falta hoy acá: niños. Por primera vez en muchos años, fuimos pocos y no hubo ningún niño. Claro que pudimos disfrutar la compañía familiar, porque de una u otra forma estamos todos ligados, pero no fue lo mismo que otros años, en los que unos están cuidando a los niños para que no hagan travesuras; otros, coaccionándolos para que coman; otros, tratando de entretenerlos para que no se aburran… mientras los niños quieren atorarse de todo lo que hay de comer, abrir sus regalos, quemar cohetes, o irse ya a la siguiente casa…

Así que, ¿que es lo que nos falta acá? Bueno, eso. Esa dinámica, esa felicidad inocente. Estoy a pocos minutos de salir de acá para ir a la casa de Alex, donde seguro que me la pasare bien, porque hay niños y, además, están mis amigos. Ya todos sabemos el único lugar donde quisiera estar ahorita, y las únicas personas con las que quisiera compartir estos momentos, pero eso será mañana. Cada hora que pasa hoy, es una hora menos que tengo que esperar para que llegue mañana.

Viéndolo bien, no me estoy perdiendo de nada aun… hoy es Nochebuena, mañana es Navidad… y esta va a ser la mejor navidad de mi vida 😀

Update

Las cosas salieron un poco distintas a como las planeamos, pero igual fueron muy buenas.

Ya solo fuimos tres, en vez de cinco, en la reunión, pero aprovechamos para ir de shopping antes de ir al cine, a ver Planet 51, la cual disfrutamos bastante, aunque la señorita se quedo dormidísima en su asiento…

Todo parece indicar que esta navidad va a ser todo un suceso. Yo, por mi parte, creo que me la voy a pasar super bien, mas que nada viendo como otros se la pasan bien… Ya saben que no soy muy fan de esta celebración, así que no hay mucho que decir al respecto.

Al regresar a la casa, íbamos con animo platicador… y miren la hora a la que estoy volviendo a mi casa… vaya si hablamos… Y si hubieron un par de momentos en los que sentí como que estaba poniendo el dedo en la llaga, pero fue una platica muy productiva y que fue interrumpida únicamente por el sueño, porque si no, seguiríamos ahí, hablando todavía.

Ya no vine acá a tiempo para encontrar a mi primo despierto, así que mañana hablaremos un rato… yo solo pase por acá escribiendo rápidamente para despejarme un poco antes de acostarme… la verdad es que podría aprovechar para despejar algunas cosas, pero el sueño puede mas que el deseo de escribir…

Grrreat weekend

Vaya día… Hace 24 horas estaba va de ver el reloj, esperando para salir de acá del trabajo para juntarme con Lucia… Salí un poco tarde de acá, pero nada del otro mundo, logre aun hacer un pequeño movimiento de fondos y nos reunimos tranquilamente.

Lastima que Paula llego dormida nuevamente, pero igual nos pasamos un buen rato hablando de todo un poco. Luego, ya acompañados y con Paula despierta, nos fuimos a dar una vuelta por Pradera, de shopping… lo cual estuvo de lo mas alegre.

Al final, el plan original de ir al convivio de Tecoloco se fue por la borda, aparentemente porque nunca hubo dicho convivio… tal vez la otra semana, ya me enterare. Lo que si hubo ayer fue nuestro atrasado e improvisado convivio con Hergis, Alex y Carlos Fernando. Lastima que se enturbio momentáneamente por clavitos por ahí, pero al final termino bien, con todos alegres, riéndonos hasta el dolor de estomago y hablando puras burradas…

Debo admitir que me sorprendió la cantidad de chelas que felizmente consumimos. Haciendo cuentas hoy, en total, entre los cuatro, nos tomamos 34 cervezas… algo así como 8 por cabeza, en promedio, pero Carlos Fernando y yo fuimos los que empezamos, después se nos unió Hergis y Alex llego al final.

En fin, maneje tranquilito a la casita y casi me muero de las acideces hoy en la mañana… y llegue al momento turbio de hoy, donde mi mamá llego a “hablarme”… uno de esos momentos incómodos y molestos donde se para en su pulpito de predicador y empieza a decir puuuras tonteras.

Pero bueno, algo atrasado, pero bien limpiecito y comidito, me vine a la oficina, solo para cambiar la cinta del backup. Eso es lo UNICO que había que hacer por acá, pues nadie iba a venir a trabajar hoy, por ser día de convivio. Pero bueno, un par mas se han asomado por acá, pero todo sigue tan tranquilo como un cementerio.

Así que en una o dos horas máximo, me voy de acá, justo para llegar al punto culminante de este fin de semana: nos vamos a juntar Karen, Jimena, Lucia, Paula y yo. Espero que sea una buena y larga reunión, no algo rápido. Se que definitivamente va a ser algo alegre, y espero que dure bastante, pues me gusta mucho ese ambiente, totalmente distinto al que había anoche.

Me van a disculpar, pero esta vez tengo que imponer acá la censura… tenia un buen párrafo, pero estaba apuntando hacia algo que no quiero ventilar en estos momentos… prefiero que se quede justo como esta.

Me queda poco tiempo acá, así que lo maximizare: voy a avanzar un episodio de Dark Skies y a terminar de bajar Ubuntu Netbook Remix, a ver como esta.

Reality check

En momentos como este, siempre me pregunto porque siento mi vida tan sencilla?
 
Si tuviera mas problemas, podria decir: "te entiendo, se por lo que estas pasando, porque yo he pasado por cosas similares o iguales… o peores". Pero no, solo puedo decir: "te entiendo", porque logro visualizar o sentir, logro ponerme en tus zapatos e imaginarme lo que sentiria en una situacion asi… pero solo es mi imaginacion, mi visualizacion, no una vivencia real.
 
Ademas, lo peor de todo, es que agarremos los problemas uno por uno, les logre encontrar una solucion temporal o permanente… hasta llegar a ese unico problema que, no importa lo que haga, no puedo solucionar. Llegar al punto de la impotencia es realmente horrible…
 
Pero al menos al final logre sacarte una sonrisa . Y se que puedo alivianarte un poco tus problemas…
 
Me siento raro en este momento. Puedo decir que el balance general de nuestra conversacion es positivo, pero no puedo quitarme esa sensacion de rareza… como de si esta lluvia sea el preludio de una tormenta…
 
Pero bueno, pase lo que pase, ahi vamos a estar, tu y yo. No "nosotros", sino tu y yo… espero que me des la oportunidad de elaborar al respecto
 
Abuse un poco con las caritas hoy, porque necesito balancear la situacion y terminar tranquilo, justo como tu te quedase tranquila al terminar de hablar. Tal vez hablemos mas tarde, y yo escriba mas tarde… tal vez no.