Entre cumpleaños…

Estoy pensando en que escribir, pero no se me viene ninguna idea clara. Vengo de tener una de esas conversaciones interesantes, de las que se pueden tener solo con ciertas personas especiales.

Como toda buena conversación, no llegamos a ninguna conclusión ni logramos convencernos de nada. Simplemente expusimos nuestros puntos de vista con mucha pasión, oímos atentamente al otro, buscamos un error lógico y tratamos por todos los medios de atacar las debilidades argumentativas… y disfrutamos el rato.

Alegremente, hoy teníamos un nuevo motivo para celebrar, otro nuevo éxito que sumar en este inicio de carrera, la cual espero que llegue muy alto rápidamente.

Por mi parte, hoy tuve una extraña sensación en la oficina, pues por primera vez en todo este tiempo sentí que no estaba controlando mi entorno. Empezamos los trabajos de nuestro proyecto secundario, y mañana vamos a seguir con lo mismo, pero hoy, por un momento, estuve involucrado en una situación en la que no logre hallar la solución y tuvimos que dejar el problema para “los expertos”. Me molesto sobremanera que ni siquiera entre dos, Jorge y yo, logramos solucionar la situación. Espero que realmente sea algo complejo y no simplemente un pequeño detallito que pasamos por alto.

Pero bueno, nadie es perfecto, todos cometemos errores y, simplemente, la situación es mas compleja de lo que conocemos por el momento, así que es normal que de vez en cuando necesitemos una ayuda externa.

Ahora me doy cuenta que si hay algo que debo mencionar: de verdad tengo unas grandes ganas de juntarme con alguien… pronto y por un largo rato. Pero no se realmente como lograrlo, pues las cosas no pasan ni como yo quiero, ni cuando yo quiero… a veces, ni siquiera pasan, como ya he descubierto y repetidamente comprobado.

Supongo que este deseo esta bordeando esta sensación de la que hoy hablábamos, esa necesidad, casi fisiológica, de obtener algo. Por mas que logro limpiar mi mente y alejar esta sensación, no lo logro… y eso me perturba, pues mi creciente tiranía de la razón ha sido de lo mas efectiva para manejar distintos aspectos de mi interacción social.

Ahorita acaba de rozarme una ráfaga de sueño, siento los parpados pesados, los ojos cansados… simplemente quiero irme a dormir. Este es el tercer sábado seguido que me toca trabajar y, dejando cualquier queja por un lado, como que ya va poniéndose cansada la cosa. Afortunadamente, mañana puedo llegar un poquito mas tarde, así que voy a aprovechar para dormir rico y llegar totalmente alerta a mi turno.

Aun no hay ningún plan para después del trabajo, pero mi reducida liquidez monetaria, mas la posibilidad de trabajar en nuestro proyecto, tienen en jaque cualquier deseo de organizar algo. Lo mejor es dedicarle recursos al trabajo extra y dejar que pase el tiempo… ocupar la mente y gastar energías, justo como lo estaba planeando desde hace unos días, ¿se recuerdan?

Se me fue una cumpleañera y no logre verla… y mañana tengo otra, y no se si la voy a poder ver… Normalmente no me afligiría algo así, y de momento aun no me aflige, pero si lo tengo en mente y espero no quedarme con la gana.

Ahorita estoy en ese periodo de necesidad… de apetito… en el cual tengo muuucha hambre… solo tengo que aguantar un poquito mas, para que esa hambre desaparezca y pase a segundo plano. Se me acaba de ocurrir que estoy tratando de hacer un ayuno, pero no como otras veces para luego satisfacer en toda regla el apetito, sino mas bien para empezar a acostumbrarme a esa limitación especifica en mi “dieta”.

¿Hasta que punto podre llegar realmente a aislarme, a enajenarme? Estos días he tratado, y querido, realizar bastantes contactos superficiales, lo cual es un tanto opuesto a la idea misma, pero si pienso que es justamente una medida para facilitar o suavizar el estado al que deseo llegar, tiene mas sentido. Además, aceptémoslo: siempre me pongo vulnerable en esta época. Por mas que lo quiera, no puedo negar que estamos llegando a esa época del año en la cual es importante nuestro circulo social… pasar tiempo unos con otros, hacernos reír, disfrutar de la compañía, etc.

Ni voy a entrar a ese tema, porque es un rant totalmente separado y complejo. Quisiera… ¿que quisiera?… Dormir, acá lo dejo.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s