Just one of those days…

Todo empezó con una extraña prisa por compensar. Debido a una falta de coordinación, sazonada con una inocente confianza en los demás, se nos presento un problema que no habíamos siquiera pensado que podía pasar: se quedo un turno sin cubrir. Las razones, o excusas, ya no importan en este punto, el hecho es que, como equipo, fallamos, y tuvimos que responder a la emergencia.

En este caso, me toco a mi salvar la mañana, aunque claro, llegue ya cuando habían mas de 50 llamadas perdidas, dos correos globales, cuatro tickets duplicados y un montón de gente curiosa viendo como paniqueaba nuestra jefa.

Sin embargo, conforme fue avanzando el día y logre llegar a mi estado zen de ritmo de trabajo, las cosas se estabilizaron y resulto ser un día prácticamente normal. Digo prácticamente porque, así como hubieron sorpresas, hubieron buenas noticias y también malas noticias. Podría decir en general que, simplemente, hubieron varias noticias. El asunto es que tenemos una oportunidad de hacer algo de $$$ extra, y no de manera ilegal ni inmoral, sino simplemente siendo un poco emprendedores y entusiastas. ¡Ah! y probablemente nuestra paga se atrase, porque aun hay detalles que solventar con es de las “autorizaciones” y no lo han hecho aun.

Acabo de recibir una pequeña inyección de capital, la cual se va a transformar inmediatamente en parte del fondo operativo de este proyecto. Espero que nuestra aventura conjunta no solo nos traiga ganancias monetarias, sino también algo de prestigio y un estable segundo frente monetario.

Pero bueno, siguiendo con las cosas de entorno, resulta que alguien por ahí recibió una noticia sorpresiva y, cuando me la compartió, me hizo pensar en muuuchas cosas que preferí callarme, pues no era el momento de portarme cínico o sarcástico. Digamos que sentí esa mano fría en mi hombro, recordándome lo insignificante que puede ser todo cuando se contrasta con algo realmente importante.

Y bueno, fue un tanto agradable darme cuenta que mi mente responde ante estas situaciones justo como yo quiero. Y aun así, logre encontrar la energía y el espacio necesario para sentir real empatía tanto por la situación como por la noticia.

Ahora que lo recuerdo, hablando de la gente y otros especímenes… hoy se me apareció otra razón para pensar como pienso de la gente. Iba en camino a hacer un pequeño favor a un usuario, nada del otro mundo, y justo cuando le estaba dando la solución al problema que me había planteado, me entero que para el era un problema… pero por las razones equivocadas. Básicamente, quiere hacer trampa mas… impunemente… de lo que lo ha estado haciendo últimamente. Recordé aquella idea que dice que el valor ético o moral de una acción solo puede ser medido a lo largo del tiempo, en base a las consecuencias que genera.

¿Que consecuencias podrían crearse a partir de este favor que hice? No se, simplemente, no me toca a mi descubrir estas cosas, pero se me ocurre pensar, ¿cuantas de estas cosas nos topamos diariamente, cuantas veces al día actuamos y generamos consecuencias que ni siquiera iremos a ver? Esa es una de las maravillas de la vida, como creamos algo no solo sin querer, sino siquiera sin saber hacia donde ira y que hará estando ahí.

La vida es una gran serie de historias de transformación. Mi trabajo soñado se esta transformando en un trabajo real, mi amiga esta a minutos de celebrar una vez mas su nacimiento, mi día va a terminar y a darle paso a uno nuevo. La vida es realmente energía, no se crea ni se destruye, únicamente se transforma…

De la misma forma, yo no estoy creando pensamientos o párrafos literarios, únicamente estoy transformando un torbellino de ideas, dentro de mi cabeza, en un grupo de oraciones, que ni siquiera forman párrafos en este medio… ¿Y en que se transformaran dentro de sus mentes, lectores? Tal vez mis murciélagos han desarrollado la teletransportación, e invaden sus mentes a través de estos escritos.

En unos minutos empieza un nuevo día, en el cual tengo un cumpleaños, una llamada por hacer, varios mensajitos por enviar, una cita cancelada, una reunión de trabajo, una excursión de shopping de materiales, un viaje de compra de alimentos, un almuerzo, una larga jornada de trabajo, incontables oportunidades de reír, sonreír y enojarme. Voy a extrañar a alguien, amar a varios, odiar a unos cuantos, ignorar a millones… Dentro del amplio espectro de posibilidades para este día, solo espero poder contactar a un par de personas y hacer reír a una… y considerare mi día un éxito total.

Nota: Estas ultimas imágenes son parte de la colección de t-shirts que venden en http://www.splitreason.com, por si alguien quiere comprarme una para navidad… hay varios modelitos para escoger, especialmente diseñados para mi; es de lo mas fácil adivinar cuales son las que me gustan…

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s