G.F.Y. 2012

Gracias a una pequeña conversación con una amiga por ahí, descubrí esta nueva palabra… Extrañamente, la interprete de la forma amable, pensando que era algo así como “Good For You”… pero me vine a enterar que el significado era mas bien “Go Fuck Yourself”, jajaja.

Bueno, luego de esta nota graciosa, hare una anotación nada agradable: ni teléfono nuevamente esta dando lata. Hable con mi primo y llegamos a la conclusión que lo mejor es cambiarlo… pero tengo que esperar a mañana para poder hacerlo. Tengo que ir a la agencia en la que me lo dieron, dejarlo en soporte técnico y esperar dos (2!) días para que me digan si me lo cambian o no… o si solo lo arreglan. Sea como sea, espero arreglar esto definitivamente.

Retrospectivamente, el viernes fue un excelente día, seguido por una igualmente excelente noche. El sábado si estuvo pesado, no tanto por trabajar el día completo, sino por una gomilla que me andaba cargando… no se realmente porque, porque la noche del viernes no fue taaan pesada, pero ni modo, mi cuerpecito ya no reacciona como antes.

El viernes en la noche tuvimos una pequeña celebración, la cual se fue transformando en una de esas veladas dialécticas de discusión, muy interesante, la verdad. Aun me sorprendo al intentar recordar lo que hablamos y darme cuenta que de verdad estuvimos tocando como una docena de temas y llevamos la discusión a altos niveles de apasionamiento. Como sea, esta vez no pude manejar a mi casa, pues no solo estaba algo malito sino también bastante cansado.

El sábado empezó, de esta forma, con una extraña sensación mezclada de familiaridad y total novedad. Debo mencionar acá que en mi mente tengo extrañas sensaciones, las cuales no sé si son recuerdos o ensoñaciones. Probablemente, algunos pequeños estímulos dispararon mi imaginación en la fase esa de sopor intermedia entre estar dormido y despertar totalmente. Solo de recordar las sensaciones, regresa una gran sonrisa a mi cara… pero bueno, eventualmente me desperté, realice el poco común ritual del desayuno y salí a trabajar.

Al salir del trabajo, me junte con el patojo, mi primo, para ir al cine a ver la tan esperada 2012. Me gusto mucho la verdad, no tanto como para ponerla en mi lista de películas favoritas, pero fijo la iría a ver nuevamente al cine. Los efectos son realmente impactantes, aunque la historia sea un poco floja y recurra a ciertos clichés para demostrar puntos redundantes.

Si embargo, al salir, tuvimos la oportunidad de conversar rápidamente con el muchacho acerca de las enseñanzas de esta película. Como siempre, apelando a mi sentido practico de mi particular visión de la realidad, llegamos a tres puntos importantes que se pueden aprender o apreciar al ver la película:

  1. Debemos decir siempre las cosas. No debemos esperar a estar a punto de morir o al borde del fin del mundo para decirle a nuestros seres amados lo que sentimos por ellos o pensamos de ellos. Recuerdo haber comentado hace poco que “si al salir de acá me muero, tu no vas a tener ninguna duda de que pensaba o sentía por ti, porque lo sabes”. Creo que es importante que no nos quedemos nunca con las palabras en la mente solo porque tenemos miedo de la reacción de la otra persona… simplemente, no sabemos si vamos a tener o no la oportunidad de decirlas y nos vamos a arrepentir de no haberlas dicho.
  2. Si vamos a hacer algo, hagámoslo de una vez, sin esperar al ultimo minuto. Cuando nos enfrentamos a situaciones en las que solamente respondemos para ganar tiempo, el típico “no,no,no,no… bueno, si”, lo único que hacemos es arriesgarnos a que todo salga mal. Si vamos a hacer algo, hagámoslo y ya. No esperemos o posterguemos las acciones… o las decisiones. El hagakure dice que alguien que pueda tomar un decisión en el espacio de siete respiraciones se merece nuestra admiración. No se trata de elegir a la ligera, sino de tener la mente afilada y atenta para decidir rápidamente.
  3. Todos, eventualmente, vamos a morir. Es inevitable. Si alguien tiene miedo a morir, lo peor que podemos hacer es alimentar ese miedo con frases ridículas como “te prometo que no nos vamos a morir”… simplemente no podemos controlar eso Y, de todas formas, queramos o no, va a pasar. No podemos decidir cuando, ni con quien, ni como… simplemente hay que aceptarlo y saberlo enfrentar cuando venga.

Claro que podría elaborar mucho mas cualquiera de estos puntos, y podríamos buscar mas cosas que comentar acerca de la película, pero eso es para mi lo mas importante.

¡Ah! y ni lo duden, si tengo que elegir entre “nosotros” y los demás… les mandare unos hermosos arreglos florales a las viudas de los otros🙂

Acá quisiera y no quiero ampliar mis opiniones. Quisiera, para darle rienda suelta a mi rant… no quiero, porque mis opiniones están ya formadas y no tiene gracia dispararlas al aire. Son realmente constructivas cuando las comparo o expongo con alguien mas, así que, si les interesa hablar mas del tema, avísenme, estaré mas que encantado de poder discutir un poco al respecto.

Y bueno… luego de la película, el cumple de JD fue mi evento social de la semana y, aunque no estuve mucho tiempo, la pasamos bien y pudimos hablar de muchas cosas. Espero que podamos reunirnos pronto nuevamente, para seguir manteniendo esa sensación de hermandad entre nosotros.

Y… algo mas. En mi primer post, el del 15 de abril del 2006, mencionaba la neurosis dominical… siento algo ligeramente parecido a eso en estos momentos. Muero de ganas que sea mañana, para estar nuevamente en mi ritmo de trabajo, pueda salir a hacer cosas y tal vez juntarme con alguien, aunque sea un ratito.

Me molesta sobremanera como estoy dándole tanta importancia a lo del teléfono y como dejo que me moleste el detalle de su funcionamiento. Creo que ya sobrepase el nivel confortable de complejidad… voy a empezar a regresar a las raíces, a lo simple… no necesito tanta conectividad y, si va a ser una fuente de estrés, mejor la dejo desde ahorita a un lado.

Por ultimo, porque ando corto de batería y si tengo otras cosas que hacer, quiero escribir esta pequeña historia, casi, casi, como la leí originalmente: “There are three chinamen playing Fantan. A guy runs up to them and says: “Hey, the world’s coming to an end!” and the first one says, “Well, I best go to the mission and pray”, and the second one says, ”Well, hell, I’m gonna go and buy me a case of mezcal and six whores”; and the third one says, “Well, I’m gonna finish the game””.

Espero que, al llegar ese momento, yo pueda responder así, como el tercero… I shall finish the game…

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s