I had a dream

Ahora pienso que de verdad debí haberme levantado hace dos horas para escribirlo, pero no tenia fuerza, estaba aun cansado y somnoliento… de todas formas lo recuerdo bastante bien, así que el relato empieza acá:

Hasta donde recuerdo, estaba inmerso en una escena tipo Spider Man. Nuestro héroe volaba de edificio en edificio persiguiendo un carro en el cual iba un villano que estaba huyendo. Que original, ¿no?. Como sea, yo veía esta escena de una forma extraña, como si estuviera viéndola en el cine… pero realmente estaba ahí, siguiendo la secuencia… tal vez yo era un reportero o algo y por eso seguía los eventos.

Como sea, hubo una extraña transición en la que aparecí acá en Guatemala. La situación se desarrollo de esta forma: resulto que iba a haber un concierto de Mana y, por la mas ridícula de las razones, en la embajada de Estados Unidos estaban vendiendo las entradas. Nos organizamos con el grupo de ingeniería de la U para ir. Aunque me llamaron varios, Chung Pin, Juan Carlos Wong, Leonel, etc. resulto que Pio, Dennis y yo íbamos a ir por las entradas de todos. Al final, solo fuimos Dennis y yo y, como era de esperar, las colas eran impresionantes: avanzaban por el carril auxiliar hacia ambos lados, hacia adelante y atrás de la embajada. Yo estaba que me moría de la cólera, porque no podíamos comprar las dichosas entradas sin estar inmersos en ese horrible mar de gente escandalosa, desordenada y desesperada.

Mientras esperábamos y veíamos como meternos en alguna fila, leímos en un panfleto que estaban repartiendo que varias empresas habían comprado la totalidad de las entradas para dárselas a sus empleados, ejemplo, Colgate, Unilever, etc. Acá se armo un gran escándalo y la gente empezó a hacer bochinches, pues nadie podía comprar entradas porque todas estaban vendidas a las multinacionales.

Dennis y yo nos fuimos zafando del lugar por la calle que baja a la U, a la Marroquín… De repente, alguien, una mujer, llamo a Dennis y le dijo que había tenido no se que emergencia y su mama iba en una ambulancia. Dennis vio que pasaba una ambulancia por donde íbamos y la persiguió y se subió al pedalazo, como si fuera camioneta y se fue ahí.

Yo seguí caminando hacia la U. En la cuadra entre el ministerio de educación y el principio de la bajada iban varios niños… bueno, no tan niños, jóvenes de menos de 20, digamos. No se que me impulso a molestar a uno en particular. No fue gran cosa, le metí algo en la espalda de la camisa y seguí caminando. En la cuadra de la U, me alcanzo y empezó a alegarme que porque había hecho eso. Extrañamente, en vez de responderle, simplemente lo tire al suelo y no lo deje que se pudiera defender. No le pegue, simplemente lo inmovilice. A estas alturas, aparecieron un montón de personas a mi alrededor, mas que todo mujeres y niños, y, como típica turba, empezaron a alegarme y a insultarme por estar molestando al niño. ¿Niño, que niño? Al voltear a verlo nuevamente, el jovencito este se había transformado en un niño como de 9 años… el cual empezó a decirme que porque lo molestaba si el nos ayudaba con las ventas, promovía nuestras marcas, no le compraba a la competencia desde hacia rato y solo nuestros productos vendía (los de BATCCA, obviamente).

Solté al niño y trate de seguir caminando hacia la U, totalmente aturdido por este cambio. Un par de señoras, rodeadas por sus niños, siguieron molestándome en el camino, insultándome y tirándome cosas… y una de ellas dijo algo acerca de Dios, no recuerdo que… pero tuvo que haber sido algo totalmente idiota y desesperante, supongo, porque me saco de quicio, me hizo loquear otra vez. Solo recuerdo haberla agarrado del cuello, jalarla hacia media calle, frente a los carros que pasaban y haberle dicho algo así como “si esa camioneta nos atropella que cree que sea: ¿la voluntad de Dios, mala suerte o una simple falla mecánica?”.

Logre meterle tal susto a la mujer, que se logro zafar y salir corriendo… mientras que yo me quede ahí parado esperando a ver que pasaba. La camioneta freno, el chofer me maltrato y yo seguí caminando hacia la u. Al llegar, empecé a subir por la rampa hacia el 4to nivel, pero esta vez, en vez de llegar a un área abierta, la rampa terminaba en la pared de una clase… y, por alguna razón, la rampa estaba llena de cajas de componentes electrónicos. Al principio era una o dos cajas en el suelo, pero al final, las cajas llegaban casi al techo; necesitaba treparme a las cajas y arrastrarme sobre ellas para seguir avanzando.

Cuando llegue a esta pared en la que terminaba la rampa, había una pequeña ventana y me metí por ahí a un salón que tenia apariencia como de bodega/taller. Al estar dentro, me di al vuelta… y vi que, detrás mío, sobre las cajas, venia gateando un bebe, lo mas de un año. Era grande, simpático, de ojos claros y demás y tenia una t-shirt con un pollito.

No se realmente que sentí al ver al niño. No, mas bien, no se porque sentí pánico al ver al niño. Así que cuando estaba a un par de centímetros de la ventana, la cerré con fuerza y la asegure, para que no pudiera abrirla. En ese momento paso alguien por la puerta del salón, que estaba a unos metros de esta ventana y me pregunto: “¿No ha visto…?” señalando hacia la ventana. Yo le pregunte, con una ceja levantada y señalando la ventana: “¿… a un bebe?”. Se rio y me dijo: “no, una manzana”. Me quede mudo por unos segundos y le pregunte nuevamente “¿Si vi una manzana?”. “SI" me contesto, diciéndome con la expresión lo bestia que tenia que ser para no comprender la pregunta. Le conteste que no, que solo estaba el bebe y solo subió los hombros y siguió de largo.

Al voltearme nuevamente y ver bien esta bodega/taller, resulto que habían muchas personas. Hombres y mujeres, jóvenes todos, entre unos 20 y 25 años lo mas. Todos llevaban diferentes estilos del mismo uniforme, como si fueran un equipo. Y resulto que si, era un equipo de algo, aun no se que, e iban a jugar ahí, en la u. Empezaron a salir algunos y otros fueron quedándose atrás intencionalmente. Los que se quedaron de ultimo, rápidamente se dirigieron al rincón en el que yo estaba y uno de ellos saco un botecito con unas pastillas, que empezó a repartir. Otro saco un frasco grande, de donde empezó a servir algo para que todos se lo tomaran con la pastilla.

También a mi me dieron esta combinación, aunque no estaba en el equipo, y mi respuesta fue: “yo ya tengo las mías” y me saque de la boca tres pastillas: dos ovaladas y una con forma de corazón, las tres eran grandes y blancas. Todas tenían la apariencia de ser medicinas, pues tenían la marca escrita a un lado. Recuerdo perfectamente que la píldora de corazón era de Roche.

En fin, todos se emocionaron por mis píldoras, y empezaron a alegar por ver quien podía cambiármelas. Mientras todos se peleaban y alegaban, una chavita se me acerco rápido y me dijo: “te cambio estas dos tuyas por estas dos mías“. Extrañamente, o tal vez obviamente, no se, esta niña se parecía a Steph, y mas que una pregunta fue un anuncio, porque me dejo sus píldoras y tomo las mías. Las que me dio eran otros dos corazones, solo que mas pequeños que el que yo ya tenia, y, en vez de marca, tenían un símbolo. Así que me junte con tres corazones: uno grande, de Roche y dos mas pequeños, uno con un signo “-“ y el otro con un signo “+”.

Las vi por un instante, segundos, supongo, y me las tome, junto con el brebaje. Instantáneamente empecé a sentirme eufórico, con ganas de salir a jugar… no se ni que iba a ir a jugar, pero tenia ganas de ir, salir y ganar. Cuando empecé a avanzar con los jugadores, aun sin uniforme ni nada, empecé a sentirme terriblemente mal… a cada segundo me sentía mas débil, suave, como si fuera un muñeco de nieve derritiéndose a pleno verano. Sentía mi corazón palpitando realmente lento, mi respiración entrecortada, mi cabeza a punto de estallar, mis piernas y brazos increíblemente débiles. Recuerdo que todos voltearon a verme y gritaban, se desmayaban, corrían: todos reaccionaron con pánico al ver lo que me estaba pasando.

Lo ultimo que oí, entre todo el ruido y gritos que había, fue un grito agudo, el de la niña parecida a Steph que me cambio las pastillas… su grito fue subiendo de volumen y frecuencia… hasta que se transformo en mi alarma de las 6:45, mi primer alarma…

Y eso fue todo. Ese fue mi sueño. Podría pasarme, ahora si, en verdad, sin exagerar, unas 4 horas analizando todo esto, pues hay muchísimos elementos bastante claros y explicables acá. Pero lo que mas me intriga es la combinación de los sucesos… y bueno, también cuales podrían ser los significados ocultos detrás de estos elementos “claros”.

Probablemente escriba mas al respecto en un futuro cercano, cuando haya aclarado alguna de las muchas dudas que tengo. Mientras tanto voy a trabajar en definir operativamente mis variables e inquietudes. Si alguien se anima a darme alguna explicación o posible significado, adelante, soy todo oídos.

3 thoughts on “I had a dream

  1. Como sacado de una Película… de veras que sí!… Lo que mas me sorprende de tu relato es lo casi exacto que eres para describir tu sueño… Awsome. Saludos.

  2. One pill makes you largerAnd one pill makes you smallAnd the ones that mother gives youDon\’t do anything at allGo ask AliceWhen she\’s ten feet tall

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s