Cambiando…

Esto del cambio es todo un rollo… no importa cuanto quiera cambiar, no logro cambiar si no soy constante en el cambio.

Al parecer, es fácil cambiar, lo difícil es seguir cambiando. 

¿Por que será? ¿Falta de motivación, de perseverancia, de disciplina?

Es una molestia constante el ver que los aspectos de mi vida que quiero cambiar se ven constantemente interrumpidos y no llegan a nada… o al menos no avanzan como yo quisiera. Claro que si la vida fuera como nosotros quisiéramos, como estaríamos… 

El punto es que mi referente externo, mi carro, esta avanzando mas rápido y mejor que yo. Tomemos un ejemplo: una de las ideas básicas de mi cambio era empezar mi día desayunando y ejercitándome. ¿Lo he logrado? no. Después de unos cuantos días, no pude seguir levantándome temprano para ir al gimnasio y he terminado optando por ir en las noches, como antes.

¿Como comparo eso con mi carro? el cambio de suspensión. La suspensión es fundamental en cualquier carro y es, en este caso, un paralelismo con lo fundamental de mi día, lo que lo sostiene y mantiene. Pues la dichosa suspensión, una Tein HR (gracias Mónica y Carlos) fue instalada prontamente y probada (gracias Hergis). 

Al investigar un poco en la red, descubrí que HR es por "Hard as a Rock". Totalmente cierto. Una suspensión bastante dura, no es la ideal para nuestras calles tan malas, pero en carretera… obviamente al decir carretera me refiero a la autopista al puerto, que esta en excelente estado… como sea, la dichosa suspensión empezó a hacer un ruido preocupante, pues no lográbamos identificar la causa y cada vez aumentaba mas en frecuencia e intensidad hasta que ¡PUM!, la semana pasada se cayo el carro.

Instantáneamente empecé a hacer un análisis de la situación y a tratar de hacer cuentas de en cuanto me saldría la reparación pues a primera vista no era nada agradable ver el carro caído del lado derecho con la llanta delantera doblada hacia adentro. Como sea, todo resulto ser una tuerca que al ser cambiada y asegurada quedo perfectamente. 

Salimos temprano por la mañana a probar el carro realizando un necesario viaje al autodromo. Como realmente madrugamos, pude tomar unas fotos muy buenas de los volcanes…

¿Conclusión? El elemento fundamental de mi carro fallo miserablemente, pero después de un pequeño ajuste, funciona perfectamente; mientras tanto, el elemento fundamental de mi día, también fallo miserablemente, pero no hay forma de ajustarlo de forma que funcione como yo quiero. 

Moraleja: mi carro cambia mas eficientemente que yo… yo sigo en el intento de sostenerme mejor, mientras que mi carro ya esta sosteniéndose mejor.

Pero sigo en el intento. Al menos logro despertarme todos los días a desayunar temprano, aunque me cueste hacer algo más. Tal vez con un poco de paciencia, dentro de unos días, logre tener el ánimo suficiente para salir corriendo al gimnasio después de comer… cuando tenga ese ajuste realizado, intentare con otro cambio…

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s