Trabajando…

Ayer me pase todo el dia en el nuevo carrito, usandolo, acostumbrandome a el.

Es gracioso como al ver algo diferente a veces lo primero que
pensamos es lo dificil que debe ser hacer algo de un modo distinto al
que estamos acostumbrados. Luego de una momentanea incomodidad, al
hacer algo de una forma difertente, nos damos cuenta que adaptarnos es
facil.

En este caso, manejar con el timon del lado derecho, manteniendose
a la derecha es extraño… cuesta rebasar a los vehiculos, la
visibilidad no es nada buena, y como siempre, esta la policia viendolo
a uno con mala cara…

¿Que otras cosas seran similares? ¿levantarme temprano en vez de
levantarme tarde? ¿ir al gimnasio en la madrugada en vez de a medio dia
o en la noche? ¿salir de mi rutina para buscar nuevas experiencias?

De momento me enfrento al reto de lograr transformar mi carro como
yo quiero; volverlo algo especial, no solo tenerlo y mantenerlo, sino
mejorarlo y hacer de el algo mas de lo que ya es.

Ese mismo deseo quiero aplicarlo a mi mismo: mejorarme, pero ahora
de una forma constante, no esporadica. La constancia, al parecer, es el
mayor de mis problemas, pues no logro mantener una actitud que me
permita estar motivado para mantener los cambios que logro.

¿Que es lo que me hace falta? ¿disciplina, constancia,
responsabilidad, compromiso? no se… solo se que la intensidad con la
que a veces quiero cambiar algo es directamente proporcional a la
indiferencia que luego me causa la idea.

Este es mi reto en esta oportunidad: no dejar que mi idea se
diluya o se pierda. La ventaja es que esta vez cuento con un referente
externo, algo tangible como es el carro.

Confirme el vaya cambiando, yo debo ir cambiando con el, de forma que
los dos seamos mejores al mismo tiempo. Es un tipo de organigrama
extraño, pero muchas de las caracteristicas que deseo mejorar en el,
representan mejoras en mi mismo: disminucion de peso, aumento de
potencia, mejor maniobrabilidad, consumo ideal de combustible, mejor
apariencia, un interior simple y funcional, despojado de comodidades
superfluas…

Pareciera que estoy regresando a mi epoca en la que el carro era
una parte de mi mismo, como en los viejos tiempos de mi Corsa, cuando
el carrito era poco menos que mi exoesqueleto… mi tecnotraje como
quien dice (si alguno vio alguna vez Teknoman o Tekkaman Blade como se
llama en japones, sabra de que estoy hablando).

Ahora que lo pienso, la caracteristica principal de los personajes
que siempre he admirado, de mis heroes, a sido justamente la que a mi
me hace falta, o al menos, la que tengo poco desarrollada: la
determinacion. Por ejemplo, Batman: es un hombre que se hizo a si
mismo, a partir de un evento el decidio ser algo, alguien y dedico toda
su vida a serlo.

Es gracioso como pareciera que necesito un evento traumatico en la
vida para poder determinarme a mi mismo, mientras que mis personajes
admirados quisieran haber podido evitar ese evento para poder ser
"normales".

Creo que lo primero que debo hacer es agradecer que no tengo
niguno de esos "traumas" en mi vida y, segundo, darme cuenta que
tampoco los necesito, simplemente debo recordarme a mi mismo todos los
dias, y no de vez en cuando, que es lo que quiero alcanzar.

Y como ya es tarde, otro dìa hablare mas de los heroes…

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s